Política

Un año de desplome de PP y PSOE

Los populares han perdido 13 puntos desde las generales del 20-N y los socialistas seis

La valoración del líder de la oposición, Pérez Rubalcaba, no deja de caer

Fuente: Metroscopia. / EL PAÍS

PP y PSOE se hunden en valoración ciudadana. Lo dos grandes partidos siguen controlando la inmensa mayoría de las Administraciones y las instituciones, pero su respaldo electoral conjunto ha caído más de 19 puntos en un año, desde las elecciones generales del 20-N, según el sondeo de Metroscopia para EL PAÍS.

Los aparatos de los dos partidos han vivido en momentos de zozobra el consuelo de una especie de teoría de los ciclos políticos, según la cual aunque uno de ellos perdiera las elecciones y todo le fuera adverso siempre terminaba por tocar fondo a la espera de la caída del otro. Una especie de alternancia semiautomática similar a la de la Restauración (1875-1902) entre Cánovas y Sagasta. Sin embargo, ahora la suma de la estimación de voto de PP y PSOE baja hasta cifras récord, mostrando que los españoles, como mínimo, han dado la espalda a ese automatismo bipartidista, aunque les siga protegiendo el sistema electoral. El PP gobierna con mayoría absoluta y controla la inmensa mayoría de comunidades y Ayuntamientos, pero en un año ha perdido 13 puntos y tiene una estimación de voto del 31,8%, muy por debajo del peor resultado de un partido que haya ganado unas generales desde 1978.

El caso del PSOE es aun más significativo porque el 20-N, que supuso su peor resultado electoral, no ha terminado por ser su suelo y sigue aún en caída libre, hasta perder seis puntos desde las generales. Y sigue con tendencia a mantener la sangría, porque en el último mes la pérdida de los socialistas ha sido de un punto. No se vislumbra el suelo de los socialistas y, por eso, los más pesimistas en sus filas miran el ejemplo del PASOC griego que transitó en caída libre desde el poder hasta la actual irrelevancia del 10% de los votos. Alfredo Pérez Rubalcaba no se quita de encima el lastre de la gestión de la crisis en el Gobierno, con una pugna interna larvada a la espera de las elecciones en Cataluña, con la idea de forjar un proyecto ideológico renovado y con la sospecha de que se prepara el camino para un candidato distinto tras unas primarias en 2015.

Ese desgaste del bipartidismo que muestra el sondeo se ha visto refrendado por los resultados de las elecciones autonómicas celebradas este año (Andalucía, Asturias, Galicia y País Vasco), en las que los dos partidos han bajado en beneficio de otras opciones. La más reciente la de Galicia, en donde el PP ha revalidado la mayoría absoluta, pero ha perdido votos y el hundimiento del PSOE ha permitido el ascenso de otras opciones a su izquierda, como Alternativa Galega de Esquerda. Se aproximan las elecciones catalanas, en las que la caída de los socialistas se da por descontada y cabe que pasen a ser la tercera fuerza, aunque esos comicios tengan otra lógica distinta de la del bipartidismo, por la potencia del debate sobre el independentismo. El PSC queda aprisionado en esas elecciones entre PP y CiU.

Según Metroscopia, UPyD supera ya el doble de su resultado del 20-N, con el 8,5%. El partido de Rosa Díez se configura como opción refugio de votantes del PP desencantados, mientras que IU hace lo propio con los del PSOE, hasta llegar al 12,9% de los votos.

En conjunto, la mitad de los que votaron al PP y al PSOE se replantean ahora esa decisión. Solo un 49% de los que apoyaron al partido de Rajoy dice que volvería a hacerlo y únicamente un 45% de los votantes de Rubalcaba se mantiene firme en su decisión un año después.

Los resultados en Galicia, además, han incrementado el rechazo al líder socialista, porque desde la anterior encuesta han aumentado hasta el 67% los votantes del PSOE que desaprueban su gestión como jefe de la oposición. Rajoy, en cambio, ha tenido un ligero repunte positivo y ha mejorado su valoración y la del conjunto de su Gobierno. Lo más significativo es la coincidencia en la falta de credibilidad de ambos líderes: el 84% tiene poca o ninguna confianza en Rajoy y el 91% desconfía de Rubalcaba. Lo peor para el socialista es que este porcentaje es del 80% entre sus votantes.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana