Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amnistía denuncia un uso arbitrario de la fuerza contra manifestantes el 25-S

La ONG critica que Interior no investiga los abusos de la policía, cuyos agentes no van identificados

Uno de los heridos en la carga policial cuando varios jóvenes de la protesta del 25S intentaron traspasar la valla que protege el acceso al Congreso.
Uno de los heridos en la carga policial cuando varios jóvenes de la protesta del 25S intentaron traspasar la valla que protege el acceso al Congreso.

En la manifestación del 25 de septiembre para rodear el Congreso la policía hizo un uso excesivo, desproporcionado y arbitrario de la fuerza contra manifestantes pacíficos. La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denuncia que policías sin identificar golpearon a quienes se concentraban de forma no violenta, dispararon balas de goma y amenazaron a periodistas. Estos excesos son un ejemplo de los abusos policiales en las protestas en España que la ONG tiene documentados en los últimos dos años y por los que ha pedido, sin éxito, una investigación independiente al Ministerio del Interior. A preguntas de este diario, el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz ha rehusado valorar estas acusaciones.

"Hay impunidad de los agentes de la Policía, ya que no van identificados y las denuncias contra ellos, cuando se producen, no son investigadas", es decir, "no hay mecanismos adecuados para la rendición de cuentas", explica Virginia Álvarez, responsable de política interior de AI, en la presentación del informe Actuación policial en las manifestaciones de la Unión Europea. En él se recogen varios casos de abusos contra manifestantes en nuestro país, en especial en convocatorias realizadas por el 15-M, así como en Grecia y en Rumanía.

Uno de ellos es el de la periodista Paloma Aznar, a quien la policía golpeó tras la marcha contra la visita del Papa Benedicto XVI a Madrid a pesar de que previamente se había identificado como profesional de la información. "Denuncié el caso, pero el juez lo archivó al no poder identificar al responsable", señala Aznar, que también critica que las fuerzas de seguridad "están haciendo desaparecer y destruyendo material audiovisual" que documenta estos abusos.

Con respecto a este tema, Interior se remite a las declaraciones del secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa. "Estamos estudiando desde el inicio de la legislatura la posibilidad de estudiar alguna fórmula por la que conste ese número de identificación" de los agentes antidisturbios, señaló Ulloa a principios de octubre, según recoge Europa Press. Amnistía pide que, mientras tanto, se sancione a los policías que no se nieguen a facilitar su número identificativo.

Gabriel Jimenez, detenido por la policía en la manifestacion 'Rodea el Congreso'
Gabriel Jimenez, detenido por la policía en la manifestacion 'Rodea el Congreso'

Gabriel Jiménez, detenido tras la manifestación del 25-S, también ha aportado su experiencia, parte de la cual tiene grabada en vídeo. "La policía me pegó en la cabeza y por la espalda a pesar de que yo no me resistí", relata. Según sus palabras, los golpes de los agentes le provocaron una brecha en la cabeza. Asegura que no le facilitaron atención hospitalaria hasta al menos cuatro horas después de su detención y, al volver a comisaría, le negaron atención médica y medicamentos en dos ocasiones.

En el informe, Amnistía muestra su preocupación por la falta de normativa respecto al empleo de material antidisturbios, lo que se puede traducir en excesos policiales. En este sentido, Aznar cuenta que 23 personas han perdido un ojo en los últimos diez años por el uso de balas de goma en España. La ONG aventura que los abusos en las actuaciones de los agentes de la UIP pueden empeorar por el aumento de manifestaciones en contra de los recortes y reitera su petición al departamento de Fernández Díaz para que investigue este tipo de actuaciones -como las cargas en la estación de Atocha el pasado 25-S- y ponga medios con el fin de que no se repitan. Para ello, ha puesto en marcha una campaña de concienciación dirigida al ministro del Interior.

Más información