Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La venta de la marca España en India

El Rey ve brotes verdes en la economía: “Las medidas están dando frutos”

Don Juan Carlos anima a empresarios indios a invertir en España

Arturo Fernández: “Siempre que viene el Rey, hacemos negocio”

El Rey ve brotes verdes en la economía española. Hoy, ante los grandes empresarios indios, los que manejan cifras de beneficio mareantes —como el director financiero del Grupo Tata, que factura más de 87.000 millones de dólares al año—, don Juan Carlos aseguró que las “serias medidas de política económica” que ha emprendido el Gobierno “ya han comenzado a dar sus frutos, mejorando la productividad y la competitividad”. El discurso del monarca, como todos salvo el de Navidad y la carta sobre Cataluña que publicó en su página web el pasado 18 de septiembre, los escribe el Gobierno.

Las previsiones económicas siguen sin ser buenas, pero fuera de España, sobre todo cuando se trata de atraer inversores, el mensaje es más optimista. “Estoy seguro, saldremos fortalecidos [de la crisis] retomando la senda del crecimiento”, aseguró el Rey en su discurso ante la colonia española y ronco por el gélido aire acondicionado del hotel en el que se hospeda.

“Nuestras modernas infraestructuras, nuestra mano de obra cualificada y un marco regulatorio favorable nos convierten en un país muy atractivo para la inversión extranjera”. “Quiero dirigirme al empresariado indio invitándole a conocer más de cerca nuestra economía y las extraordinarias oportunidades de inversión que tiene nuestro país, con una magnífica red de infraestructuras que ofrece grandes posibilidades a os emprendedores interesados en los mercados europeos y latinoamericanos”, insistió el Rey, antes de brindar, algo contrariado, con agua: “Esperaba una copa de vino” , dijo entre risas.

Los ministros salieron contentos del almuerzo. Aunque sin acuerdos concretos cerrados todavía, ven buenas perspectivas. La ministra de Fomento, Ana Pastor, la única mujer sentada en una mesa de 50 (empresarios y autoridades), confiaba en la firma de acuerdos, “sobre todo en materia de energía, carreteras y ferrocarril”. El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, que en este viaje regresaba al hotel donde hace cuatro años vivió los atentados de Bombay junto a Esperanza Aguirre —“¡Qué suerte tengo que no me mataron!”, recordaba—, era el más optimista: “Tenemos al mejor embajador, el Rey. Siempre que nos acompaña, hacemos negocio”. De momento, el presidente de Max, sentado junto al monarca durante el almuerzo, fue el primero en anunciar un proyecto concreto: abrirá tres centros de medicinas alternativas en España (de ayur veda, acupuntura, medicina china…) con una inversión de entre 120 y 150 millones de euros en los próximos dos años y medio.

El Rey no pudo finalmente visitar al equipo artístico de la película de Bollywood Solo se vive una vez, rodada en España, al ser hoy el funeral por uno de los grandes productores de esta industria, fallecido el pasado domingo. Esta tarde viaja a Nueva Delhi, donde mañana será recibido por el presidente indio y volverá a almorzar con empresarios del país.