Política
FACTURA TELEFONÍA

Suspendido un edil sospechoso de gastar 200.000 euros en telefonía

El alcalde de Burgos aparta del cargo al concejal de Nuevas Tecnologías

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle (PP), ha decidido suspender temporalmente de sus responsabilidades municipales al concejal sospechoso de gastar más de 200.000 euros con una tarjeta de datos de telefonía propiedad del Ayuntamiento entre abril y mayo de 2011. Según un comunicado remitido a última hora de esta tarde por el Ayuntamiento, Eduardo Villanueva queda suspendido de sus funciones al frente de la Concejalía de Nuevas Tecnologías e Ingeniería Industrial "ante las confusas informaciones que se han ido produciendo sobre alguna factura telefónica".

La decisión se ha tomado mientras se investigan esos hechos por los servicios técnicos del Ayuntamiento, con el fin de "garantizar una total independencia a la hora de realizar este trabajo que se inició a principios de esta semana".

La investigación está coordinada por el Secretario General de la institución, concluirá en los próximos días y toda la información que se vaya generando se pondrá a disposición de todos los grupos municipales en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento.

Sin embargo, el PSOE pedirá mañana en el pleno municipal de Burgos que se cree una comisión de investigación para aclarar como se gastaron en poco más un mes más de 200.000 euros con una tarjeta de datos de telefonía, ante la sospecha de que el gasto lo haya hecho el concejal de Nuevas Tecnologías, Eduardo Villanueva (PP).

El vicealcalde, Ángel Ibáñez, aseguró la semana pasada que se trataba de un error de facturación de la compañía telefónica y que ningún concejal tenía acceso a la tarjeta.

Sin embargo, hoy ha reconocido a los periodistas que la información era la que tenía en ese momento y puede no ser correcta, por lo que el equipo de gobierno municipal ha ordenado una investigación interna para aclarar lo ocurrido.

Varias decenas de trabajadores municipales han protagonizado hoy una sonora protesta por este asunto ante el vicealcalde, Ángel Ibáñez, en el seno del edificio consistorial.

Han pedido la dimisión del concejal porque ha intentado derivar a los trabajadores del Ayuntamiento la responsabilidad de un gasto "difícilmente justificable" con una tarjeta de datos de telefonía, ha explicado a Efe uno de los trabajadores.

Las secciones sindicales del Ayuntamiento de Burgos de CC.OO, CGT, CSIF y UGT mantienen para mañana una concentración en la Plaza Mayor de Burgos, frente a la sede consistorial donde en ese momento se estará celebrando un pleno, para pedir el esclarecimiento y las oportunas responsabilidades por el caso de las facturas de datos móviles.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana