Felipe González: “La mejor estructura de Estado es la federal”

El expresidente recuerda a Cataluña que en la Constitución están las “reglas del juego”

Insta a Rajoy a decidir ya si pide el rescate a riesgo de “condicionalidades más complicadas”

 ATLAS

En su día hablar de federalismo era “mentar la bicha”, ha recordado con sorna el expresidente del Gobierno Felipe González antes de apostar con rotundidad por el modelo federal para España. El político socialista, que ha pronunciado una conferencia sobre gobernanza en la escuela de negocios ESADE en Madrid, ha llegado a esa conclusión en su reflexión sobre las pretensiones independentistas de Cataluña. “La mejor estructura de Estado es la federal”, ha asegurado. En todo caso, a los dirigentes catalanes les ha recordado que deben seguir “las reglas del juego”, esto es, la Constitución, si quieren cambiar la propia Carta Magna: “Las reglas del juego deben ser respetadas incluso para ser reformadas”.

“Creo en una estructura federal con dos componentes”, ha explicado Felipe González. El primero es “el mantenimiento de la cohesión” y el segundo “el reconocimiento de la divergencia”, en función de “razones claras”, como la lengua. “Por lo tanto, puede haber asimetrías, pero no en los derechos de los ciudadanos”, ha apuntado. El expresidente del Gobierno ha abogado por seguir el marco constitucional para cualquier cambio en el modelo de Estado. “La Constitución no son las tablas de la ley, pero si se respetan las reglas de juego cada uno podrá hacer de su capa un sayo. Si se quieren unas nuevas reglas del juego, un marco distinto de convivencia, se tiene que asumir que hay que pasar por los mecanismos de cambio de las reglas del juego que prevé la carta constitucional”.

"Cuanto más viejo soy, menos nacionalista me siento”

"Ningún texto legal puede anular la voluntad mayoritaria, pacífica y democrática de un pueblo", había dicho por la mañana Artur Mas en su comparecencia después de reunirse con Mariano Rajoy. “Puede haber un cambio, una evolución”, ha respondido González, que añade que la Constitución define cómo ha de llevarse a cabo el derecho a decidir. González ha deslizado también algunas críticas que podían leerse dirigidas a Cataluña: “Una nación se construye con dos ingredientes, mitificar su propia historia y buscarse un enemigo próximo”. “¿Por qué se alimentan esas situaciones? Porque los líderes políticos no quieren ser responsables de la parte que les corresponde de la crisis”. Al final ha reconocido: “Cuanto más viejo soy, menos nacionalista me siento”.

El expresidente del Gobierno se ha referido también al segundo rescate para España. González ha instado al Ejecutivo a tomar una decisión cuanto antes. En primer lugar, porque cuanto más espere más probable es que empeoren las condiciones que conllevaría una eventual ayuda. “Si no tomamos la decisión hasta que la prima de riesgo vuelva a estar en los 900 puntos básicos, las condicionalidades serán mucho más complicadas”. Y, además, porque a medida que pasan los días, con la prima de riesgo tan alta, España aumenta su déficit y se aleja del objetivo impuesto por Bruselas. “Si llevamos la prima de riesgo a 220 puntos, solo con ese mecanismo [el rescate] ahorraríamos lo suficiente para cumplir los objetivos de déficit del 2013. Si no, olvídense. Ese mecanismo, con el inmenso sacrificio que supone, es el único que nos ahorraría los 18.000 o 20.000 millones de euros necesarios para ajustar el exceso de déficit que vamos a tener. Aunque solo fuera por esa operación matemática, tendrían que decidirlo ya”.

Más información