Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey: “Es un momento decisivo para asegurar o arruinar el bienestar”

Don Juan Carlos emite en la recién inaugurada web su primer mensaje de contenido político

"Lo peor que podemos hacer es dividir fuerzas, alentar disensiones, perseguir quimeras", dice

Página web de la Casa del Rey. pulsa en la foto
Página web de la Casa del Rey.

El Rey ha enviado hoy un mensaje claro y contundente en el que reclama unidad y la recuperación del espíritu de la Transición  para -todos unidos- superar la crisis política, económica y social. “Es un momento decisivo para asegurar o arruinar el bienestar”, afirma don Juan Carlos, que se ha dirigido así a los españoles, los agentes sociales, los Gobiernos central y autonómicos y los partidos políticos, a través de la recién inaugurada página web de la Casa del Rey, en la que irá pronunciándose a partir de ahora sobre los aspectos más importantes de la vida pública.

"En estas circunstancias, lo peor que podemos hacer es dividir fuerzas, alentar disensiones, perseguir quimeras, ahondar heridas. No son estos tiempos buenos para escudriñar en las esencias ni para debatir si son galgos o podencos quienes amenazan nuestro modelo de convivencia", subraya don Juan Carlos.

Los periodistas han aprovechado esta mañana el final del acto de apertura del año judicial para intentar conocer la opinión del Rey sobre la manifestación independentista del pasado martes en Barcelona. Don Juan Carlos no quiso referirse al asunto, pero anunció que en una hora estaría disponible en la página de Internet de la Casa del Rey una carta.

En esa misiva, el Monarca va más allá y asegura que este es "un momento decisivo para el futuro de Europa y de España y para asegurar o arruinar el bienestar que tanto nos ha costado alcanzar". Y añade que el objetivo de superar las dificultades solo se logrará "actuando unidos, aunando nuestras voces, remando a la vez". Se trata de su primer mensaje de contenido político en la nueva página web.

Texto íntegro de la carta

"No soy el primero y con seguridad no seré el último entre los españoles que piensa que en la difícil coyuntura económica, política y también social que atravesamos es imprescindible que interioricemos dos cosas fundamentales. La primera es que solo superaremos las dificultades actuales actuando unidos, caminando juntos, aunando nuestras voces, remando a la vez. Estamos en un momento decisivo para el futuro de Europa y de España y para asegurar o arruinar el bienestar que tanto nos ha costado alcanzar. En estas circunstancias, lo peor que podemos hacer es dividir fuerzas, alentar disensiones, perseguir quimeras, ahondar heridas. No son estos tiempos buenos para escudriñar en las esencias ni para debatir si son galgos o podencos quienes amenazan nuestro modelo de convivencia. Son, por el contrario, los más adecuados para la acción decidida y conjunta de la sociedad, a todos los niveles, en defensa del modelo democrático y social que entre todos hemos elegido.

La segunda es que, desde la unión y la concordia, hemos de recuperar y reforzar los valores que han destacado en las mejores etapas de nuestra compleja historia y que brillaron en particular en nuestra Transición Democrática: el trabajo, el esfuerzo, el mérito, la generosidad, el diálogo, el imperativo ético, el sacrificio de los intereses particulares en aras del interés general, la renuncia a la verdad en exclusiva.

Son esos los valores de una sociedad sana y viva, la sociedad que queremos ser y en la que queremos estar para superar entre todos las dificultades que hoy vivimos".

Don Juan Carlos pone el acento en la "unión y la concordia" y recalca que será necesario echar la vista atrás, y recuperar el espíritu de la Transición que estuvo marcada por "el trabajo, el esfuerzo, el mérito, la generosidad, el diálogo, el imperativo ético, el sacrificio de los intereses particulares en aras del interés general, la renuncia a la verdad en exclusiva".

El mensaje de don Juan Carlos se produce en un momento especialmente delicado para los intereses de España, cuando el Gobierno aún se están planteando si acude al rescate propuesto por la UE y cuando está a punto de celebrarse el debate parlamentario sobre los Presupuestos Generales del Estado. Además, también se da a conocer en un momento especialmente tenso de los nacionalistas catalanes y vascos con el resto de España. Y en puertas del inicio de la campaña electoral de Euskadi y Galicia.

El presidente catalán, Artur Mas, tiene una cita el próximo jueves con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que volverá a reclamar el pacto fiscal; al tiempo que el PNV, partido al que las encuestas dan la victoria el próximo 21-O en el País Vasco, ha reclamado mayor poder fiscal para recaudar el IVA. Tampoco pasan por sus mejores momentos las relaciones entre los dos principales partido, el PP y el PSOE. Y los sindicatos han comenzado un otoño caliente en la calle con las protestas del pasado fin de semana.

Las palabras de don Juan Carlos han sido replicadas casi inmediatamente por la Generalitat, cuyo portavoz, Francesc Homs, ha señalado que el Gobierno catalán no se siente "aludido" por esas reflexiones, ya que desde Cataluña se aportan "soluciones".

El mensaje ante de ser publicado fue comunicado al presidente del Gobierno. Todos los discursos que pronuncia don Juan Carlos se los escribe el Gobierno, salvo el de Navidad, que se redacta en el palacio de la Zarzuela, y que también se envía a Moncloa como gesto de deferencia.

El pasado mes de marzo el Rey también abordó las consecuencias de la crisis. Fue en la entrega en Barcelona a 124 estudiantes de las becas que cada año otorga la Obra Social de La Caixa para que los jóvenes puedan proseguir sus estudios de posgrado en el extranjero cuando aseguró: “Estamos en un momento complicado y saldremos adelante como otra veces lo hemos hecho”. Luego se refirió a los problemas para encontrar un trabajo que tiene la población de menos edad. “El 50% de los jóvenes está en paro y eso es algo que a veces me quita el sueño”.

También en el discurso de Navidad, don Juan Carlos habló de la crisis y de la necesidad de trabajar unidos: " A mí me corresponde, como Jefe del Estado, a trabajar sumando voluntades, no restándolas; acercando posiciones, no distanciándolas; buscando avenencias, no rechazándolas. Animarles a trabajar con diálogo y altura de miras, con rigor y convicción".

Este tipo de comunicaciones como la de hoy martes van a ser habituales a partir de ahora, en un intento de dar mayor transparencia a la institución y acercar la opinión de don Juan Carlos a los españoles. Esta es la primera carta que tiene un contenido político, ya que la primera se trató de una simple presentación y de una declaración de intenciones. Estas declaraciones forman parte de la nueva política de comunicación de la Casa del Rey que pretende ser más cercana y transparente.

En el acto de esta mañana, el Monarca también ha sido preguntado por la dimisión de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre. "Los políticos no son eternos, ni siquiera yo soy eterno", ha zanjado.