Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS RECORTES DE LAS COMUNIDADES

Cospedal propone reducir a la mitad los diputados de Castilla-La Mancha

La dirigente popular plantea que se elimine el sueldo de los parlamentarios de la región

El Gobierno de Castilla-La Mancha se unió este jueves a la idea planteada por Madrid, Extremadura, Galicia y Baleares de proponer una reducción de diputados autonómicos. La presidenta regional, Dolores de Cospedal, utilizó el debate del estado de la región para realizar su propuesta, la de eliminar la mitad de los parlamentarios y pasar de los 49 que hay actualmente a 25. La reducción de los miembros de las Cortes precisa de la reforma del Estatuto y de la ley electoral autonómicos, que requiere el apoyo de la mayoría absoluta que ostenta el PP en Castilla-La Mancha.

Sin embargo, en su caso, la medida choca con la iniciativa que su propio grupo presentó hace solo cuatro meses, con el objetivo de aumentar la Cámara en cuatro diputados y así dar un escaño más a las provincias de Cuenca, Guadalajara y Toledo, que registraron en las urnas los resultados más favorables para el Partido Popular, y un cuarto escaño a Ciudad Real.

El PP reclamó en abril ampliar en cuatro los escaños en las Cortes

La también secretaria general del PP fue más allá que sus compañeros autonómicos y planteó además la supresión de los sueldos a los diputados “para que vivan de sus profesiones y no de la política”, según dijo. De salir adelante la medida, que ni siquiera fue bien vista por todos los miembros del grupo popular, los diputados de las Cortes de Castilla-La Mancha cobrarían únicamente dietas. Aún así, el portavoz del grupo popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, defendió la iniciativa planteada por su jefa de filas y señaló: “Quien ha vivido de la política toda la vida no es capaz de saber las necesidades de la gente”.

Para la eliminación de los sueldos a los parlamentarios autonómicos haría falta además un ajuste en las normas de compatibilidades, ya que la idea de Cospedal es que cada diputado se dedique a su actividad profesional, aunque marcando las dietas para “que no pierdan dinero por su dedicación política”.

La presidenta castellanomanchega calificó su medida de “valiente, ejemplar y positiva”, después de señalar que el de Castilla-La Mancha es “el Parlamento más austero de toda España, [y] ahora lo vamos a ser mucho más”. “Demostremos a todos los ciudadanos que cuando uno es diputado regional lo hace porque, pudiéndose ganar la vida, se quiere dedicar a trabajar por los demás”, zanjó.

Dolores de Cospedal vivió este jueves su primer debate sobre el estado de la región desde que es presidenta de Castilla-La Mancha. En su intervención defendió los recortes planteados por su Gobierno alegando que, en el caso de que no se hubieran adoptado, “el déficit hubiera llegado a casi el 11%”. Finalmente, sobrepasó el 7%. Cospedal aseguró además que cumplirá el objetivo de déficit previsto para este año.

La presidenta regional basó en tres ejes “nuestro futuro” y mencionó la educación, la innovación y la internacionalización empresarial. Pese a señalar su intención de no ahondar “en el pasado”, sino la de hablar “del presente y el futuro”, no dejó de referirse a la “herencia recibida” del anterior Gobierno socialista, al que achacó la situación en la que se encuentra la región y que le ha obligado a hacer “juegos malabares” para poder “conciliar el pago de una deuda de 10.800 millones y mantener los servicios sociales”.

Cospedal anunció además un plan de inversión y creación de empleo “para hacer posible que Castilla-La Mancha sea un lugar atractivo y seguro en el que invertir”. El plan se sustenta en cuatro grandes ejes: el desarrollo de infraestructuras viarias e hidráulicas; el impulso del comercio; un plan Estratégico de Turismo, y la inversión empresarial y empleo, que supone la modificación de la ley del suelo para permitir la implantación de empresas agroalimentarias en suelo rústico.