Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desactivados dos artefactos explosivos en Vigo, que reivindica Resistencia Galega

El alcalde de Vigo ha confirmado la existencia de un tercer artefacto que explosionó antes de que llegase la policía

La Policía desactivó el lunes dos artefactos explosivos que se encontraban colocados en el monte Sampaio, situado a las afueras de la ciudad de Vigo, en una zona cercana al monte de A Madroa. El alcade de Vigo, Abel Caballero (PSOE), ha asegurado este martes que los dos explosivos estaban compuestos por una botella de gasolina con 36 bombas de palenque —el primero— y una botella de gasolina y dos petardos —el segundo—. Según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra, el grupo Resistencia Galega ha reivindicado la colocación de dichos artefactos y ha alertado de su existencia mediante el envío de correos electrónicos a diversos medios de comunicación y a la Policía Local de Vigo.

Según el aviso del grupo independentista, que se produjo en torno a las 19.30, los artefactos estaban situados al lado de unas antenas de emisión de radio y televisión ubicadas en lo alto del monte. Una vez conocida la amenaza, la Policía Local de Vigo alertó a la Policía Nacional y a los Bomberos de la ciudad, que acudieron ante la posibilidad de que se pudiera originar un incendio debido a una explosión en zona arbolada. Todos ellos se desplazaron al lugar para comprobar la veracidad de la amenaza y acordonaron la zona. Miembros de los Tedax se encargaron de las labores de desactivación de los artefactos y lograron controlar el peligro en pocas horas.

En declaraciones a los medios, Caballero ha confirmado la existencia de un tercer artefacto que ya había explosionado antes de que llegase la policía y ha señalado que a las 23.00 se abrió el acceso a los vecinos de las viviendas de la zona, aunque el perímetro de seguridad se ha mantenido hasta las 11.25 de este martes.

La última acción conocida de Resistencia Galega ocurrió el pasado 8 de junio, cuando un artefacto explosivo "de poca potencia" estalló de madrugada junto a la sede del PP de Ribadumia (Pontevedra), lo que causó daños materiales, pero no hubo personas afectadas. En esa ocasión, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, vinculó directamente la acción, perpetrada con un artefacto casero compuesto por tres bombonas pequeñas de camping gas y dos cartuchos de pirotecnia de 25 gramos, con este grupo independentista.

Previamente, el 7 de mayo de este año, se halló junto a la sede del PP en la localidad pontevedresa de Meis un artefacto explosivo con temporizador que no había llegado a explotar a la hora programada, de forma que pudo ser desactivado por técnicos de la Guardia Civil, sin que se produjesen daños personales ni materiales. El artefacto, una olla que con entre dos o tres kilos de explosivos que estaba programado para las tres de la madrugada, también fue vinculado con el independentismo radical.

El regidor vigués ha manifestado su "condena más absoluta" a estos hechos y ha ofrecido "toda la cooperación necesaria" para que las fuerzas de seguridad "localicen lo antes posible" a los autores "y los metan en la cárcel".