Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Gallardón: “Los discapacitados nacidos y por nacer no pueden ser discriminados”

La izquierda pide a las mujeres del PP que se opongan al retroceso en la ley del aborto

Ruiz-Gallardón conversa con la vicepresidenta en el Congreso la semana pasada. EFE

Ni un paso atrás de los grupos de la izquierda parlamentaria y social, y de los sindicatos en su defensa de la actual ley del aborto y tampoco se mueve un ápice el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, en su afán de darle la vuelta a la legislación sobre la interrupción voluntaria del embarazo. El titular de Justicia se opone a la ley de plazos, que rige en la mayor parte de Europa, pero también abomina de los actuales supuestos para abortar, entre ellos, la malformación del feto. En una brevísima declaración en el pasillo del Congreso, el ministro da muestras de un criterio muy restrictivo o directamente contrario a cualquier posibilidad de interrupción del embarazo.

Se le preguntó al ministro qué entiende por malformación del feto y esta fue la respuesta, sin posibilidad de réplica porque empezaba el pleno del Congreso: “Todos los discapacitados tienen los mismos derechos que cualquier ciudadano; por ser discapacitado no tiene por qué ver mermados sus derechos ni sufrir ningún tipo de discriminación. Y este criterio es para los discapacitados que han nacido y para los que no han nacido”.

Durante toda la mañana las iniciativas para oponerse a las intenciones del ministro continuaron y también declaraciones de los portavoces parlamentarios. PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), BNG y PNV mostraron su más absoluto rechazo. El Grupo Socialista del Congreso y del Senado piden la comparecencia urgente de la ministra de Sanidad, Ana Mato, para que responda por lo que dice el ministro de Justicia ya que el riesgo de abortos clandestinos preocupa a estos grupos. “Pido a las mujeres de todos los grupos parlamentarios, también a las del PP, que se opongan al retroceso de 30 años que pretende el ministro sobre la ley del aborto. Creo que por encima de la disciplina de partido debe primar la dignidad de la ciudadanía y de las mujeres", opina el diputado de ICV. “Entre la actividad parlamentaria y la movilización social hay que impedir que Gallardón se salga con la suya en su intento de involución cívica de más de tres décadas". La primera movilización contra el cambio de la ley está prevista para el próximo domingo ante el Congreso convocada por la Plataforma de Mujeres.