Política
el fin del secuestro de dos españoles en Tinduf

Exteriores confirma que los dos cooperantes liberados están bien

Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons están camino de una “base segura”

Serán recogidos por un avión enviado por el Gobierno a Burkina Faso

Los cooperantes fueron secuestrados en octubre del año pasado en Tinduf (Argelia)

Una tormenta de arena retrasa unas horas el fin de su secuestro

Los cooperantes españoles Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons.

Tras informar al Rey, a quien acompaña en su viaje a Moscú, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha confirmado esta tarde que los dos españoles secuestrados en los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia) en octubre del año pasado, Ainhoa Fernández de Rincón y Enric Gonyalons, se encuentran “en proceso de liberación”. Margallo ha explicado que los liberados se están aproximando a una “base segura”, donde serán recibidos por una autoridad española, y desde allí trasladados a la capital de Burkina Faso, a donde España ha enviado ya un avión para que los traiga de regreso a Madrid.

ATLAS

Margallo no ha querido contestar a si se ha pagado algún rescate o se ha accedido a otras demandas de los secuestradores, como la excarcelación de prisioneros. Se ha limitado a decir que “el Gobierno ha hecho en todo momento lo que tenía que hacer” y ha alegado que ofrecer cualquier otro detalle podría poner en peligro la liberación de las dos españolas que aún continúan secuestradas en Somalia o propiciar nuevos secuestros.

El ministro ha explicado que hace pocos días se habló con los secuestrados, quienes se encontraban bien de salud, y que ahora se ha informado a sus familias, que han recibido la noticia con gran alegría. Una de ellas, ha explicado, estaba ya en Madrid y la otra ha viajado desde Mallorca a la capital de España para recibir a su pariente.

“Esta noticia supone la liberación de una angustia que hemos sufrido desde que tomamos posesión y estoy seguro que el anterior equipo del Ministerio de Asuntos Exteriores que vivió el inicio de esta situación también estará extraordinariamente alegre por la feliz noticia”, ha concluido.

Los dos cooperantes españoles fueron secuestrados por el grupo terrorista MUJAO (relacionado con Al Qaeda). Un portavoz de otro grupo islamista radical que controla gran parte del norte de Malí, Ansar al Din, ha anunciado su liberación a primera hora de esta tarde, que luego ha confirmado el Gobierno español.  La cooperante italiana secuestrada junto a los españoles, Rosella Urru, también ha sido puesta en libertad, según ha confirmado el Gobierno italiano.

Los tres activistas fueron capturados en la noche del 22 al 23 de octubre de 2011 mientras se encontraban prestando ayuda en el campamento de Rabuni, en el desierto argelino. "Nos han dicho que los tres rehenes han sido liberados en la región de Gao [al este de Malí, con medio millón de habitantes]", ha declarado Sanda Ould Boumama, el portavoz del grupo islamista Ansar al Din, a la agencia Reuters.

Un portavoz de la ONG Mundubat, con la que colaboraba Gonyalons, ha asegurado que las perspectivas de la liberación ya eran positivas tras una reunión del grupo de negociación mantenida la semana pasada en Burkina Faso pero que, tras esta, no quisieron hacerse ilusiones, porque en otras ocasiones ya se estuvo cerca de su puesta en libertad y hubo problemas con los mediadores, informa Unai Morán.

Las autoridades mauritanas han liberado al saharaui Mamme Ould Oukfir, que había sido detenido en noviembre por su implicación en el secuestro de los tres cooperantes, horas antes de que los dos españoles y la italiana fueran entregados por sus captores a unos mediadores en Burkina Faso, según ha informado la agencia de noticias oficial mauritana, ANI.

El Gobierno español y el italiano recibieron el pasado diciembre una prueba de vida de los cooperantes. Consistía en un vídeo de un minuto y 23 segundos en el que cada uno de los rehenes se presentaba en su lengua, decía para quién trabajaba y pedía a las autoridades correspondientes que hicieran todos los esfuerzos posibles para lograr su liberación.

Era la primera vez que una organización terrorista reivindicaba un secuestro mediante el envío de un comunicado a la oficina de France Presse en Bamako (Malí) en lo que se considera una extraña reivindicación. Aquella nota estaba escrita en francés y árabe.“Reivindicamos la operación que se desarrolló el 23 de octubre en Tinduf durante la cual dos ciudadanos españoles fueron secuestrados, así como una ciudadana italiana”, señalaba el escueto texto hecho público 36 horas después de que la rama de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) rechazara, en otro comunicado, cualquier responsabilidad en el apresamiento de los tres cooperantes que trabajaban en los campamentos de refugiados saharauis en el suroeste de Argelia.

La inestabilidad política en Malí —donde se encontraban retenidos los tres cooperantes— tras el golpe militar había complicado su liberación, según admitió el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. Otros dos españoles se encuentran también cautivos en el exterior: se trata de las cooperantes de Médicos sin Fronteras (MSF) Blanca Thiebaut y Montserrat Serra, secuestradas el pasado 13 de octubre en el campamento de refugiados de Ifo, en Dadaab (Kenia).

Ainhoa Fernández es una cooperante veterana. “Había estado trabajando para otras ONG en Líbano, Camerún... Siempre decía que este era su destino más tranquilo. Se sentía segura en el Sáhara”, explicaba el vicepresidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, Antonio Ríos, a la que pertenece Fernández. Madrileña de 32 años, Ainhoa Fernández llevaba algo más de un año trabajando para la organización prosaharaui. Esta no era la primera vez que visitaba los campamentos de refugiados de Tinduf.

Enric Gonyalons, de 26 años, es mallorquín de origen pero afincado en Bilbao desde que decidió convertirse en profesional de la cooperación internacional y realizó un curso de ayuda humanitaria en la Universidad de Deusto, en la capital vizcaína. Tras completar las preceptivas prácticas de seis meses en Colombia, se desplazó hasta los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, donde sumaba ya un año de trabajo cuando fue secuestrado.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana