Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial destapa que los vocales gastaron 830.733 euros en viajes en 2011

El Consejo dejó sin gastar el 41,6% de lo previsto para representación. El presupuesto del 2013 volverá a niveles del de 2006

El vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, que ahora pasará a ostentar de forma interina la jefatura del Poder Judicial. EFE

En gastos de representación y protocolo (viajes por España y el extranjero, alojamiento y comidas), los altos cargos del Consejo del Poder Judicial, es decir, los 20 vocales, el que ya es su expresidente, Carlos Dívar,  y el secretario general de la institución, gastaron en 2011 un total de 830.733 euros; es decir, una medida de 37.000 euros en solo un año. Aunque no todos los vocales endosaron la misma cantidad de gastos ni viajaron con la misma intensidad (unos mucho más que otros), la media es muy significativa del derroche de viajes realizados en general por los vocales en plena crisis económica. La cifra de 830.733 euros fue facilitada ayer por el órgano de gobierno de los jueces, al día siguiente de la dimisión de Dívar. Y pretende ser un gesto de transparencia de las cuentas del Poder Judicial previo a la presentación del programa de transparencia y austeridad que aprobará el pleno del Consejo el próximo día 28 tras el caso Dívar. 

La dimisión de Carlos Dívar se ha debido, entre otras cosas, a que no detalló los gastos que cargó al Consejo por los 32 viajes de larguísimos fines de semana que giró a Marbella (en concreto 22 a esta ciudad) y otros destinos de España (12) y que importaron a las arcas públicas cerca de 28.000 euros. El problema de estos 28.000 euros es que Dívar no ha explicado en concepto de qué los gastó, y no existe constancia de que se tratase de viajes de carácter oficial.

De los 830.733 euros, 470. 645 se refieren a gastos realizados por estos 22 altos cargos en territorio español; y el resto, unos 360.000 en el extranjero; es decir, a los viajes de los vocales cargados al capítulo de relaciones internacionales. A estas cantidades hay que añadir, además, lo pagado por el órgano de gobierno de los jueces para viajes de personal de su parque móvil y la manutención de los escoltas (Dívar tenía siete por cada turno) con los que el Ministerio del Interior dota los desplazamientos de estos consejeros, que suman otros 295.271,04 euros más. El consejo no detalló los gastos realizados por cada vocal, lugar y motivo del desplazamiento. Es decir, más de un millón de euros. El presupuesto del Poder Judicial superó en 2011 los 70 millones de euros.

El citado plan de austeridad y transparencia del Consejo impondrá a los consejeros la obligación de justificar debidamente todos los gastos de protocolo y relaciones públicas que desarrollen. Los vocales no están obligados de momento a explicar el motivo de las facturas de los gastos que aportan al Consejo ni con quién han estado o compartido mantel. Existe un acuerdo del Poder Judicial de 1996 que aparentemente les exime de detallar tales conceptos. Basta que aporten la factura y el Consejo se la abona.

Dívar se escudó precisamente en esta norma y en el "carácter reservado" de sus encuentros para no justificar esos 28.000 euros. Desde 2008 y hasta su dimisión los gastos de Dívar han sido muy superiores, si bien los cuestionados son esos 28.000 euros cargados por esos 32 fines de semana, la mayoría en Marbella. Cuando el día 28 se apruebe el plan de austeridad y transparencia, los vocales sí tendrán la obligación de hacerlo. Y salvo que se trate de un asunto relacionado con la seguridad, también estarán obligados a dar cuenta de los gastos aunque, en algunos casos, puedan eludir dar publicidad a las personas con las que se reúnen o invitan, por ejemplo, a almorzar.

Entre otros puntos, el plan de transparencia también obligará a que todos los desplazamientos se realicen en clase turista —a día de hoy algunos vocales utilizan las tarifas más económicas, pero otros no— y a regular el tema de los consejeros de fuera de Madrid (que en este Consejo son un total de 15) que no disponen de residencia en la capital y que a día de hoy pueden desplazarse si quieren diariamente hasta su lugar de origen, cargando este gasto a la institución, informa Europa Press.

La cifra de 830.000 euros se refería solo a los vocales. La suma global de gastos de desplazamientos pagados por el Poder Judicial, no solo para los vocales, durante el pasado año, y para los 5.218 jueces que conforman la carrera judicial, se eleva a un total de 3,4 millones de euros. Muchas veces el Consejo paga los gastos de jueces a los que encomienda determinadas tareas o la asistencia a actos o cursos de índole judicial. El Consejo, no obstante, dejó sin gastar el 41,6% de lo previsto para representación y protocolo.

Además, el Tribunal Supremo, los tribunales superiores de justicia y las audiencias provinciales gastaron el año pasado 148.013,62 euros en protocolo y otros 11.215,12 euros se refieren a gastos representativos vinculados a relaciones internacionales. La Escuela Judicial destinó a protocolo otros 49.938,90 euros.

Por lo que se refiere al Presupuesto del Consejo, este año ascendió a 71.352.510 euros, de los que a estas alturas del año se ha gastado en torno al 35%. Para 2013, el Consejo espera obtener un presupuesto mucho menor, de 67.252.235 euros, retrotrayéndose a niveles de 2006 o 2007.