Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy evita dar cuenta al Congreso

El presidente esperará a la cumbre europea para explicar el rescate

Estudia unirlo al debate sobre el estado de la nación

El PP sigue escudándose en la herencia recibida

Ampliar foto
Dolores de Cospedal, durante la conferencia de prensa que dio ayer en la sede del PP.

Sin explicación en el Parlamento, evitando hablar de rescate para presentarlo como una decisión beneficiosa y con referencia a la herencia del PSOE para justificarlo. Esa es la estrategia desarrollada por el Gobierno y el PP tras la petición de rescate, sin dejar de simular satisfacción, aunque los datos de la bolsa y la prima de riesgo sean negativos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no tiene intención de comparecer en el Pleno del Congreso de los Diputados para explicar el rescate del sistema financiero hasta el mes de julio. “Hasta que no acabe todo el proceso” no habrá comparecencia, aseguran fuentes oficiales de La Moncloa, que explican que la intención del presidente es esperar hasta después de la cumbre europea del 28 y 29 de junio. La mayoría absoluta del PP bloqueará las peticiones de todos los demás grupos.

En esa reunión se establecerán los detalles legales y de procedimiento del rescate y, según fuentes de La Moncloa, habrá elementos suficientes para debatir. De esa forma, no será, en todo caso una comparecencia voluntaria, sino que será la obligada para dar cuenta de las cumbres europeas. Previamente, la Mesa del Congreso tendrá que aprobar que el mes de julio sea hábil para la celebración de plenos ordinarios. En una reunión reciente de la Mesa, el presidente de la Cámara, Jesús Posada, confesó al resto de miembros que desconocía si el Gobierno estaba a favor de celebrar plenos en julio.

Para ese mes está previsto, en principio, el debate sobre el estado de la nación. Fuentes del Grupo Popular aseguran que el Gobierno está valorando la posibilidad de ventilar en un solo pleno la explicación de la cumbre y el estado de la nación. Según esta versión, si se celebraran esos dos debates se solaparía uno con otro. Añaden estas fuentes que Rajoy podría llegar al debate del estado de la nación con los detalles del rescate, presentándolo como un respaldo de la Unión Europea, tal y como hizo el domingo.

La Moncloa asegura que hay que esperar a “que acabe todo el proceso”

Dolores de Cospedal aseguró ayer que Rajoy ya compareció ante los medios el domingo para dar datos de los primeros acuerdos sobre la operación, por lo que no ofrecerá nuevos detalles hasta la cumbre del Consejo Europeo prevista para finales de junio.

La comparecencia ante las Cortes, según la secretaria general y otros dirigentes del PP, “será después” de esa cita, como es habitual tras cada Consejo Europeo.

El principal objetivo de los populares es ahora tratar de conjurar el escepticismo sobre el rescate bancario solicitado por el Gobierno. La secretaria general, la primera dirigente del partido en comparecer desde el sábado, insistió ayer en vender la operación como una “buena noticia” a partir del propio nombre. No se trata de un rescate, sino de una “línea de crédito” que no va a “suponer un mayor esfuerzo para España”, pese a que el organismo afectado, el FROB, sea un fondo público.

Cospedal desvinculó, además, al Ejecutivo de toda responsabilidad respecto del éxito de la inyección de capital en el sistema financiero y destacó que ahora les corresponde a las entidades bancarias conseguir que el crédito, principal objetivo de esa ayuda, vuelva a fluir hacia las empresas y las familias.

La secretaria general aclaró también que el PP fue informado de esa operación a través de “conversaciones telefónicas” con Mariano Rajoy, aproximadamente al mismo tiempo que el PSOE.

A propósito de la herencia, la número dos del PP relacionó hasta la crisis de Bankia con las legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero, al señalar que “no se puede” exigir al Gobierno de Rajoy que supervisara los bancos antes del 20-N, y recordó que la situación de esa entidad era anterior a las elecciones generales. La secretaria general de los populares, que ha rechazado que esa ayuda consista, “en ningún caso”, en una “intervención”, insistió en que España, gracias a una “agenda reformista ambiciosa, realista y veraz” del Gobierno, “ha recuperado en cinco meses la credibilidad” ante los mercados y socios europeos que, en su opinión, había perdido con el PSOE. Fuentes del PP aseguran que les refuerza en esa posición el resultado de la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS publicada este domingo, según la cual hay el doble de españoles que culpan más al Gobierno anterior que a este de la pésima situación económica.

El PP retrasa una semana la decisión sobre la petición de todos los grupos

Hoy la Mesa y la Junta de Portavoces del Congreso abordará la petición de todos los grupos, salvo el PP, para que Rajoy comparezca ante el Pleno a dar cuentas del rescate, pero los populares se acogerán a la literalidad del Reglamento para retrasar una semana la decisión. Su argumento será que la petición no se presentó el viernes, lo que encierra el imposible de tener que pedir explicaciones sobre algo que no ocurrió hasta el sábado. Hasta el momento, en cinco meses de legislatura, el PP ha parado todas las peticiones de este tipo y Rajoy solo ha comparecido en las breves y tasadas sesiones de control y en dos ocasiones más, obligado a dar cuenta del resultado de sendas cumbres europeas.

Hoy, salvo cambio de última hora, el PP volverá a frenar las peticiones, aplicando esa tesis de la necesidad de esperar al final del proceso. De momento, el PSOE cambió ayer la mayoría de sus preguntas para la sesión de control de mañana y siete de diez tratarán de este asunto sobre el que deberán contestar Rajoy, Soraya Saénz de Santamaría, Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y Ana Mato. Rubalcaba incluirá en su pregunta a Rajoy la referencia al rescate para obligarle a pronunciarse, con la limitación del tiempo estricto de dos minutos.