Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP no reconoce ningún error e insiste en vender como “buena noticia” el rescate

Cospedal asegura que la línea de crédito no supone esfuerzos para España

Ampliar foto
Cospedal, durante la rueda de prensa posterior a la reunión con vicesecretarios generales y portavoces parlamentarios del PP.

El paso lo marcó Mariano Rajoy y el objetivo del PP es ahora tratar de conjurar el escepticismo sobre el rescate bancario solicitado por el Gobierno. La secretaria general, Dolores de Cospedal, la primera dirigente del partido en comparecer desde el sábado, ha insistido hoy en vender la operación como “buena noticia” a partir del propio nombre. No se trata de un rescate, sino de una “línea de crédito” que no va a “suponer un mayor esfuerzo para España”, pese a que el organismo afectado, el FROB, sea un fondo público.

Cospedal ha desvinculado, además, al Ejecutivo de toda responsabilidad respecto del éxito de la inyección de capital en el sistema financiero y ha destacado que ahora les corresponde a las entidades bancarias conseguir que el crédito, principal objetivo de esa ayuda, vuelva a fluir hacia las empresas y las familias.

La número dos del PP, que ha relacionado hasta la crisis de Bankia con la herencia de las legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el sábado se materializó un “logro” de la gestión de Rajoy y que esa una de las “cosas que se deberían haber hecho hace tiempo”. La secretaria general ha aclarado también que el PP fue informado de esa operación a través de “conversaciones telefónicas” con Mariano Rajoy, aproximadamente al mismo tiempo que el PSOE.

Además del requiebro que ha hecho en homenaje a la labor de Javier Arenas tras su anuncio de abandonar la primera línea de la política en Andalucía, Cospedal se ha empleado sobre todo en defender la “agenda reformista” del presidente del Gobierno.

Ha destacado que es precisamente “gracias a las reformas de Rajoy” como se conseguirá recapitalizar el sistema financiero. Ha afirmado que el primer objetivo es el saneamiento de las Administraciones y la economía. El segundo, las reformas, entre ellas la del sistema financiero. “Gracias a una agenda ambiciosa, realista y veraz, hoy hemos recuperado la credibilidad”, ha añadido. No obstante, ha evitado descartar medidas impopulares, como la subida del IVA.

En el PP y en el Gobierno no se cansan de repetir justo esa palabra: credibilidad. En este sentido, Cospedal considera “lógico” que se quieran controlar desde la Unión Europea las instituciones de crédito que vayan a recibir ese dinero para comprobar si son fiables; aun así, ha negado que eso vaya “en contra de la soberanía española".

Más información