Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige al presidente que explique el rescate en el Congreso

Los portavoces parlamentarios avisan que la ayuda sí tiene consecuencias para la sociedad

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, durante una rueda de prensa.
El coordinador federal de IU, Cayo Lara, durante una rueda de prensa. EFE

Antes y después de la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los portavoces de la oposición mantienen el mismo criterio. Eso sí, menos enfadados ahora que cuando las explicaciones de la petición de rescate de la banca española solo se tenían del ministro de Economía, Luis de Guindos. La incomparecencia de Rajoy durante la jornada en la que la banca española fue rescatada, a petición del Gobierno, incendió los ánimos de buena parte de la oposición, que clamó por la presencia inmediata del jefe del Ejecutivo. Los anuncios se produjeron y ya estaban dadas las instrucciones a los servicios técnicos de los grupos parlamentarios para que el lunes, sin demora, entrara en el registro del Congreso la petición de esta comparecencia. En medio, llegó la comunicación por sorpresa e imprevista de La Moncloa con el anuncio de que el presidente comparecía ante los medios de comunicación.

La rectificación del presidente del Gobierno no fue excesivamente valorada por la oposición parlamentaria, al estimar que no había hecho nada extraordinario porque su obligación, inexcusable, es acudir al Congreso. Así lo solicitan el PSOE y los grupos que componen Izquierda Plural: IU, ICV y Cha. También ERC, BNG y UPyD.

Rajoy no tiene previsto acudir al Congreso para informar del rescate, según fuentes de Moncloa. El presidente del Gobierno no comparecerá en el Parlamento, fuera de las sesiones de control al Gobierno, hasta después de la cumbre europea, a finales de junio, como es preceptivo.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez.
La portavoz de UPyD, Rosa Díez. EFE

Las objeciones de fondo, las dudas y el resquemor que dejó en la mayoría de ellos la información aportada por el ministro de Economía, ha aumentado, en algunos casos y en otros se mantiene igual, tras escuchar al presidente del Gobierno. A partir de ahora, y durante todo el proceso de recapitalización de los bancos, los grupos políticos escudriñarán el impacto que el rescate a la banca pueda tener en la sociedad española, habida cuenta de que no se creen que no tenga impacto.

Las consideraciones de Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida, son el hilo conductor por el que circulan otros portavoces. “El presidente dice que no tiene impacto en la economía española y sí lo tiene porque el préstamo genera deuda del Estado y, por tanto, déficit, ya que hay que pagar intereses”. Su compañero de filas, Gaspar Llamazares, añade además que una medida de tan grueso calibre no solo exige la comparecencia del presidente, sino también “la celebración de un referéndum a los ciudadanos”.

Además del debate de los economistas, el significado del rescate va a entrar de lleno en el Congreso. Rosa Díez, de UPyD, como el resto se aferra “a la mentira” del presidente al afirmar que el préstamo solo atañe a los bancos. “Hay que devolver el préstamo y si se utilizara todo lo que están dispuestos a darnos [100.000 millones de euros] la deuda acabaría este año siendo el 90% del PIB”, señala alarmada la representante de UPyD.

Joan Coscubiela, portavoz de ERC.
Joan Coscubiela, portavoz de ERC.

La otra afirmación del presidente que ha contrariado a los portavoces parlamentarios se refiere a la distancia con la que afronta la petición de ese dinero porque, a su juicio, solo es responsabilidad de los bancos que lo soliciten. “El sábado mintió un ministro; el domingo, el presidente”, sentencia Joan Coscubiela, portavoz de ICV. “El préstamo no es a los bancos, sino al FROB, que tiene la garantía del Estado, que es quien responde”, afirma Rosa Díez, insistiendo en que el presidente “falta a la verdad”. Al margen de que Mariano Rajoy decida acudir a la llamada de la oposición, algo que en principio no parece factible, la dinámica parlamentaria obliga a que el miércoles sí tenga que responder a las preguntas parlamentarias de tres portavoces relacionadas con la mala situación del sector financiero. Las preguntas al presidente se presentaron antes de que se produjera este rescate, pero la crisis ocasionada por Bankia empujó a la oposición a interpelar directamente a Rajoy.

Así, el miércoles a las nueve de la mañana abrirá el fuego Coscubiela preguntando a Rajoy por qué los ciudadanos tienen que pagar con sus derechos, salarios e impuestos “una crisis provocada por el sistema financiero”. Rosa Díez pregunta que dada la crisis del sistema financiero, qué tiene que ocurrir en España para que el presidente convoque a los agentes políticos y sociales a un gran pacto de Estado. La tanda de preguntas al presidente concluye con Alfredo Pérez Rubalcaba.

Antes se hablará del rescate a través de la moción que el Grupo Izquierda Plural ha presentado en el Congreso, aunque las explicaciones corresponden al Grupo Popular, no al Gobierno. La respuesta del Parlamento a la petición de rescate será dura, muy dura, aunque no parece que ningún grupo le vaya a reprochar al presidente que haya ido a Polonia a animar a la selección española.

Más información