Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cambia de planes y pide una comisión para investigar el ‘caso Bankia’

El retraso de las comparecencias en la comisión del FROB ha llevado los socialistas a presentar la petición, que ya ha sido registrada por Soraya Rodríguez

La dirección del PSOE ha cambiado este miércoles de planes sobre la marcha y registró, a última hora de la tarde, una petición de creación de comisión de investigación en el Congreso sobre Bankia. El PP, en principio, está en contra y la bloqueará. La idea de los socialistas era esperar a las comparecencias pedidas, entre ellas las de los exgestores de Bankia (Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Luis Olivas) y del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y luego decidir si pedían la comisión de investigación.

Sin embargo, este miércoles aceleró la solicitud al comprobar el bloqueo del PP a las comparecencias. La petición asegura que el PP “ha postergado injustificada e irresponsablemente” las peticiones de comparecencia y se pide la creación de la comisión que trabajaría durante tres meses. Poco antes se había reunido, a puerta cerrada, la mesa de la subcomisión que vigila la gestión del FROB y el PP logró ganar una semana en la decisión sobre las comparecencias en el Congreso relacionadas con las crisis de Bankia. Ese mismo día comparecerá, como ya estaba previsto, el subgobernador del Banco de España para dar cuenta de la situación del fondo que sirve para el rescate de los bancos con dinero público.

El PSOE aceptó inicialmente ese retraso en la decisión, porque sus representantes, Valeriano Gómez e Inmaculada Rodríguez, aseguraban que habían entendido que el diputado del PP Vicente Martínez Pujalte se comprometió a aceptar todas las peticiones y a que las comparecencias se hicieran de forma pública. Sin embargo, Pujalte explicó a este periódico que no se comprometió a nada más que a decidir la próxima semana. Esta versión es también la del diputado de IU Alberto Garzón, quien explica que Pujalte afirmó que no tenía capacidad de decisión y hasta citó una frase del representante del PP: “Solo soy un sargento y tengo coroneles por encima”. El diputado de UPyD Álvaro Anchuelo mantuvo la misma versión.

Los socialistas aseguraron inicialmente que si el jueves de la semana que viene el PP no aceptaba todas las comparecencias entonces presentarían su propia petición de creación de una comisión de investigación. Sin embargo, los socialistas contactaron con el PP, que les aclaró que no hay nada decidido, y la dirección del PSOE cambió de planes y acudió al registro a presentar la solicitud.

Hasta ahora los socialistas ni siquiera habían aclarado sí apoyarían la petición de IU e ICV cuando se vote en el Pleno, lo que había provocado presiones internas exigiendo el cambio de planes. Al frente de esa presión estaban Carme Chacón y Tomás Gómez. El escrito deberá estudiarse el martes próximo en la Mesa y la Junta de Portavoces y, si el PP no lo bloquea, se llevaría al pleno no antes del 12 de junio.

Durante toda la mañana, en el pleno del Congreso y en los pasillos, diferentes miembros del Gobierno dejaron clara su preocupación sobre Bankia, su incomodidad sobre las noticias diarias vinculadas a la entidad, su dificultad para bloquear investigaciones y comparecencias, pero, por encima de todo eso, la determinación de impedir las peticiones y, sobre todo, la comisión de investigación.

Hoy mismo, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha aprovechado su pregunta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el pleno para incluir una referencia a la necesidad de dar transparencia a la crisis de Bankia. Expresamente le pidió que permita la comparecencia de los ex gestores de Bankia para que expliquen lo sucedido y para que “no se pierda ni un euro” de dinero público aportado al banco para reflotarle.

Pero Rajoy eludió el asunto y mantuvo la respuesta que llevaba escrita por sus colaboradores, sin moverse del contenido estricto de la pregunta de Rubalcaba: la política europea. En su primera presencia en el Congreso tras saberse que el rescate superará los 20.000 millones de euros, ni mencionó Bankia, pero poco después, el titular de Economía, Luis de Guindos, dejó claro que les vale con las comparecencias obligadas de ministros.

El acoso del PSOE al Gobierno

SOLEDAD ALCAIDE

Ya por la mañana, los socialistas han sacado todo el arsenal posible para intentar acorralar al Gobierno con este asunto, sin llegar a pedir una comisión de investigación, pero sí insistiendo en reclamar la comparecencia de todos los exgestores: Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Luis Olivas. Si el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, reclamaba al inicio de la sesión de control en el Congreso más comparecencias sobre el caso Bankia, la portavoz del grupo parlamentario, Soraya Rodríguez, exigía transparencia: "Los ciudadanos tienen derecho a saber. Nosotros, la obligación de investigar y, en su caso, exigir responsabilidades".

Desde la bancada azul, Rajoy ha ignorado las peticiones de comparecencia y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha vuelto a mirar al Gobierno anterior para subrayar que la gestión del nuevo Gabinete ha mejorado la situación.

Soraya Rodríguez ha reclamado en su intervención un cambio en la política informativa del Ejecutivo de Mariano Rajoy. "Actúan improvisando y a trompicones", ha reprochado Rodríguez, quien ha ironizado con el hecho de que la primera comparecencia en meses del presidente del Gobierno fue noticia solo porque Rajoy diera una rueda de prensa. "Ha estado meses saliendo por el garaje", ha lanzado la portavoz socialista al presidente, al que ha acusado de ir poco al Congreso a explicarse y, cuando lo hace, de ir "arrastrado y por obligación".

Rodríguez ha cuestionado también a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que se dirigía su pregunta, por ocultar la información en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. La portavoz socialista ha recordado que en la última rueda de prensa la vicepresidenta aseguró que las ayudas a Bankia eran préstamos, hecho desmentido posteriormente.

"Señora vicepresidenta, vale ya. Practique la transparencia que predica", ha espetado la portavoz socialista. Después, le ha reclamado que "impida el veto vergonzoso de su grupo" a las comparecencias en la Cámara de los antiguos gestores de Bankia, Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Luis Olivas. También del presidente del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. El PP las ha impedido con su mayoría.

Pero la vicepresidenta ha reaccionado con contundencia y ha insistido en una idea que repite una y otra vez: que peor fue lo que hizo el Gobierno anterior. "Este Gobierno informa y reforma, pero sobre todo dice la verdad a los españoles", ha afirmado. Hasta el punto de que ha llegado a pedir la "dimisión retroactiva" del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Según Santamaría, la diferencia entre uno y otro Ejecutivo es que el de Rajoy "ni ha negado la crisis, ni ocultado el déficit". Y eso, ha señalado, "es un gran avance en política informativa".

Santamaría también ha ironizado con las críticas internas que ha recibido el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien le han reclamado que pida una comisión de investigación sobre Bankia, mientras él insiste en graduar la ofensiva y exigir primero las comparecencias de los exgestores. "Pongánse primero de acuerdo entre ustedes", ha espetado Santamaría, que también ha acusado a los socialistas de decir la verdad solo cuando "creen que nadie los oye".

"El Gobierno no ha presentado ningún plan"

Bankia también ha estado presente en la intervención de la portavoz socialista de Economía, Inmaculada Rodríguez Piñero, quien ha intentado que el ministro del ramo, Luis de Guindos, aprovechara la sesión para ofrecer "certidumbre dentro y fuera de nuestras fronteras". Se refería a la información publicada por el diario británico Financial Times, según la cual el BCE habría rechazado un plan de rescate presentado por Rajoy para la entidad bancaria. "Haga más caso del Gobierno y menos del Financial Times", ha respondido Guindos. "El Gobierno no ha presentado ningún plan y el BCE no lo ha rechazado".

Esta respuesta le ha valido a la diputada socialista para reprocharle al ministro la improvisación en este asunto. "Lo que demuestra es que no tienen ningún plan", ha afirmado. "La comparecencia de Rajoy evidenció que no controla la situación", ha añadido. Pero, sobre todo, le ha recordado a De Guindos que España está bajo los focos, en un momento en el que la prima de riesgo ha alcanzado máximos históricos -esta mañana ha tocado los 539,04 puntos- y la Bolsa, mínimos sin precedentes. "No es posible inyectar 19.000 millones de euros sin saber qué ha pasado y quiénes son los responsables", ha insistido Rodríguez-Piñeiro .

En la réplica, el ministro ha explicado que Bankia será "un banco público" y ha subrayado: "No tenga la mínima duda de que se va a recuperar todo el dinero público". Pero, sobre todo, ha tratado de minimizar la inversión del Gobierno en la entidad bancaria, al comparar los fondos que se destinan a Bankia con los que ya recibieron otras cajas, como la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Según ha dicho, tres cajas que solo suman el 7% del sistema financiero recibieron 12.000 millones de euros