Política

El 15-M aumenta su apoyo ciudadano

Tras la movilización, el 68% expresa su simpatía, más que hace un año

Si contamos tiendas de campaña, parece que esta primavera tiene menos colorido. No se deje usted engañar. El volumen de simpatizantes del 15-M es significativo y similar al de la primavera pasada, especialmente tras las últimas movilizaciones: el 68% de la población, 75% entre los jóvenes. La amplia mayoría quiere que continúe y cree que básicamente tienen razón. Son tres veces más que quienes han asistido a alguna de sus concentraciones y ocho veces más que quienes han participado en alguna de sus asambleas.

Quizás lo más importante para muchos es que el 15-M supone un punto de referencia visible, una exteriorización de su enfado, un espacio que permite ser ocupado por esa acumulación de preocupación, indignación y angustia que recorre muchos hogares. Sin ese espacio, la indignación no desaparecería. Se canalizaría por otros medios. Cuando se habla del movimiento resulta conveniente recordar que el 15-M no es la indignación. Es una de sus expresiones. Concretamente, una expresión que, en su mayor parte, surge de una pulsión por más democracia y que admite el debate. Canalizar el cóctel de emociones de los ciudadanos hacia las propuestas y el debate democrático constructivo está a años luz de otras expresiones más cínicas o nihilistas que hemos observado en otros países.

Una vez en la calle, la indignación y la angustia no se destruyen, solo se transforman. Bajo qué formas se exprese dependerá, en buena parte, de las decisiones que se tomen sobre cómo tratar la punta del iceberg.

Josep Lobera es director de investigación de Metroscopia y profesor de Sociología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). En Twitter @peplobera

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Director de investigación de Metroscopia

Últimas noticias

Ver todo el día

Una misa católica no es un funeral de Estado

La misa por las víctimas del accidente aéreo de los Alpes ha sido un funeral católico, eucaristía incluida

Es San Prudencio, alaveses

Trompetas y tambores anuncian la fiesta del patrón durante la clásica retreta

“Las montañas temblaron. Empezaron a caer avalanchas”

La expedición de Carlos Soria está atrapada en el campo base del Annapurna con cinco sherpas a la espera de un helicóptero

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana