Un empresario saudí pagó la cacería del Rey en Botsuana

Mohamed Eyad Kayali reside en España, donde representa a la casa real de Arabia Saudí

El Rey, en una fotografía de fecha sin determinar.

El Rey viajó a la polémica cacería de Botsuana invitado por el empresario saudí Mohamed Eyad Kayali, residente desde hace años en España, según revela hoy El Mundo y confirman fuentes conocedoras del viaje. Kayali, que tiene propiedades en Madrid y Marbella, suele actuar como representante de la casa real de Arabia Saudí en España, cuyos negocios defiende e impulsa. El promotor, de origen sirio, fue uno de los acompañantes del Rey en el safari.

Mientras, casualidad o no, la reina Sofía decidió pasar ayer dos horas y media en el Hospital USP San José, donde don Juan Carlos se recupera de la operación de cadera a la que se sometió en la madrugada del sábado. Esta larga visita duró diez veces más que la primera, el lunes, que se redujo a 15 minutos.

La familia real sabe que la puesta en público es importante y debe ser impoluta al margen de los problemas personales, que son asunto privado. Así que los Reyes y sus hijos han decidido cerrar filas. Todos alrededor de don Juan Carlos como cabeza visible de la Corona, que nunca ha estado tan en el ojo del huracán.

Doña Sofía llegó ayer al hospital a las 13.30. La Casa del Rey informó de que el matrimonio había decidido almorzar. Hasta se difundieron detalles del menú. Ambos coincidieron en la elección de verduras como primer plato. Luego, el Rey pidió un solomillo y la Reina una merluza, ya que ella no come carne. La cita se produjo a solas a diferencia del primer día, cuando estuvieron rodeados, esos pocos minutos, de médicos y personal de la Casa del Rey.

La Reina salió sonriente y relajada del almuerzo y de nuevo se acercó a los periodistas para informar de que su esposo está “fenomenal”, tiene “apetito” y todo “va muy bien”. Solo añadió: “Y no hay nada más que contar porque no hay nada que contar”. Al dirigirse doña Sofía hacia su coche se oyó una voz que preguntaba. “¿Qué opina del viaje a Botsuana?”. No hubo respuesta. Nadie en realidad la esperaba.

La jornada de cierre de filas en familia se completó ayer con la visita del Príncipe de Asturias, que sigue representando a su padre, ayer en Valencia y hoy en Murcia. Y con la presencia de doña Elena, que dejó un rato a su convaleciente hijo para estar con su padre, con quien está especialmente unida. Sobre las críticas al Rey, ha dicho: “No he oído nada, he estado trabajando”.

Todo indica que el Monarca recibirá el alta hoy. El gerente del hospital USP San José, Javier de Joz, leyó  el mediodía del martes el nuevo parte médico, y aseguró que el Monarca "evoluciona muy positivamente". Explicó que se le han practicado nuevas curas y que se ha intensificado la rehabilitación, con varias sesiones al día.