Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

WWF lamenta “el perjuicio para su credibilidad” que le causa el Rey

Don Juan Carlos es presidente de honor de la ONG ecologista desde 1968

La organización abre la puerta a la salida del monarca ante las críticas de sus socios

Pide una "reunión urgente" con la Casa del Rey para analizar el "desafortunado acontecimiento"

WWF España, una de las principales ONG ecologistas del país, ha lamentado “el grave perjuicio para la credibilidad de WWF y de la intensa labor que ha desarrollado durante más de cincuenta años para la protección de los elefantes y de otras especies” la cacería del Rey, que ocupa la presidencia de honor de la ONG desde 1968. La organización se refiere a lo ocurrido como “desafortunado acontecimiento” y en una carta enviada a la Casa del Rey pide una reunión para hacerle llegar “el malestar y preocupación” por las críticas que está recibiendo. Aunque oficialmente la ONG no lo afirma así, la nota implica que le abre la puerta de salida al Rey.

WWF recoge que está recibiendo la petición “de un importante sector de la opinión pública que se opone a la caza de elefantes y que pide que S.M. deje la Presidencia de Honor de WWF España” y señala que “numerosos socios están solicitando su baja en WWF España”.

La carta, firmada por el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, explica que la cacería “ha provocado un enorme rechazo entre nuestros socios y en la opinión pública en general contraria a la caza de elefantes, aun cuando ésta se realice de forma legal y regulada”.

La cacería no es un problema de conservación sino de imagen. La caza de elefantes está regulada en Botsuana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue, en los que se permite una caza con cupos y cierto comercio de sus productos. La población en África ha aumentado y, según WWF, hay “entre 470.000 y 690.000 individuos”. La principal amenaza es la caza ilegal para comerciar con el marfil de los colmillos.

Del Olmo pide a la Casa del Rey una reunión de forma “muy urgente” para “darle traslado de las firmas recibidas, analizar la situación y ofrecer una respuesta a las miles de personas que se están dirigiendo a WWF dentro y fuera de nuestro país”. Y concluye: “Este desafortunado acontecimiento es mundialmente conocido en estos momentos y estamos recibiendo incontables muestras de enérgica protesta, lo cual implica un grave perjuicio para la credibilidad de WWF y de la intensa labor que ha desarrollado durante más de cincuenta años para la protección de los elefantes y de otras especies”.

El Rey apenas ha tenido actividad en WWF España (antes Adena) y está desde la fundación de la ONG a la que llegó de la mano de Félix Rodríguez de la Fuente. WWF tiene unos 33.000 socios en España.