Selecciona Edición
Iniciar sesión

Salida por el garaje para evitar a la prensa

El jefe del Ejecutivo rehúye responder a los periodistas en el pasillo del Senado

 Vídeo: ATLAS

Regresan a los pasillos de las Cortes las huidas a la carrera de Mariano Rajoy cuando se encuentra con la prensa, habituales en su etapa en la oposición cada vez que había asuntos polémicos. El presidente del Gobierno, que lleva dos semanas sin contestar ninguna pregunta de los periodistas, precisamente en el momento más delicado de su mandato, con la prima de riesgo a 430 y la Bolsa cayendo un 3%, huyó este martes de la prensa de una forma especialmente ostensible.

Rajoy lleva dos semanas, de grandes recortes, sin contestar preguntas

En la sesión de control del Senado, PSOE, PNV y UPN le preguntaban por cuestiones que nada tenían que ver con la prima de riesgo o los recortes en sanidad y educación anunciados el lunes. Y Rajoy aprovechó esa dejación de la oposición para no decir ni una palabra de la situación en los mercados. A la salida, los periodistas trataron de preguntarle en un pasillo si quería lanzar algún mensaje de tranquilidad a los ciudadanos en este momento tan difícil o si iba a comentar algo sobre la situación de los mercados. Rajoy se paró en seco, con gesto muy molesto. Intentó evitar a la prensa y pasar de largo, como ha hecho otras muchas veces. Pero ante la evidencia de que era difícil cruzar el enjambre de cámaras y reporteros, Rajoy miró cada vez más molesto a su equipo, no dijo ni una palabra ante los micrófonos, se quedó parado como si se hubiera bloqueado, y finalmente se dio media vuelta.

Su equipo de seguridad le sacó por una puerta lateral para conducirle hasta el garaje, en lugar de salir por la puerta principal, donde le esperaba como es habitual su coche oficial. La imagen de televisión con Rajoy dando media vuelta para huir de la prensa se convirtió inmediatamente en el principal comentario en los pasillos del Senado.

La última vez que Rajoy contestó a una pregunta de la prensa fue en Seúl, hace dos semanas. La próxima será en Varsovia, mañana. En medio, una huelga general, los Presupuestos más duros de la democracia, una amnistía fiscal, la prima de riesgo a más de 400, críticas de dirigentes europeos a España, la Bolsa desplomada y un anuncio en nota de prensa de nuevos recortes por importe de 10.000 millones.

Más información