Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal asegura que la amnistía fiscal es “buena para todos los ciudadanos”

La secretaria general del PP defiende que los Presupuestos "son un acto de responsabilidad para poner freno al estancamiento de la economía” y que "España ya es un país fiable"

Reunión del PP para tratar los Presupuestos Generales del Estado presidida por María Dolores de Cospedal (centro), Elvira Fernández y Francisco Utrera.

En menos de 24 horas el PP ha cerrado filas con el Gobierno en dos ocasiones para repetir el mismo mensaje. Defender las medidas de Mariano Rajoy es parte de su trabajo, pero queda cada vez más claro que los dirigentes populares han optado por la estrategia de la reiteración: los Presupuestos aprobados por el Consejo de Ministros son buenos porque permitirán a España cumplir el objetivo de déficit del 5,3% pactado con la Unión Europea y generar confianza. Y a ello contribuirá la amnistía fiscal lanzada ayer, una medida que "es buena para todos los ciudadanos", en palabras de la secretaria general, Dolores de Cospedal.

No hay nada nuevo, en el fondo, más allá de la osadía de la afirmación, dado que hace dos años Cospedal calificó de "impresentable" tan solo la hipótesis de amnistía fiscal. Se trata, por lo demás, del mismo argumento aplicable, según el PP, a cualquier medida adoptada en los primeros 100 días del Ejecutivo. Pero ahora consideran que hay que recordarlo una y otra vez, sobre todo después de la decepción electoral del 25-M.

Lo hizo ayer el secretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, y lo ha vuelto a hacer hoy Dolores de Cospedal, que ha participado en la sede de Génova en una reunión con la comisión de Hacienda del partido. "Los Presupuestos", ha afirmado en una intervención retransmitida para los periodistas, "son un acto de responsabilidad para poner freno al estancamiento de la economía española”. En su opinión, han supuesto también “un acto valiente, que inspira confianza en el Gobierno”. “Por ello”, ha añadido, “apoyamos, respaldamos y aplaudimos las medidas del Ejecutivo".

La secretaria general del PP ha asegurado que "España ya es un país fiable, y lo será más a finales de 2012, cuando cumpla el objetivo de déficit”, antes de repasar con alabanzas las medidas de Rajoy. Sin mencionar siquiera la palabra “amnistía” en relación con la medida de atracción fiscal de 25.000 millones de euros de defraudadores que tributarán al 10%, Cospedal ha dicho que la medida “va a ser buena para todos los ciudadanos”.

Servicios públicos

Las referencias a la defensa del Estado del bienestar también se han convertido en una parte del discurso habitual de los dirigentes del PP. Lo dijo ayer la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al principio de su intervención en la comparecencia, con palabras casi idénticas a las utilizadas hoy por Cospedal: "Las cuentas que ha presentado el Gobierno son unas cuentas centradas en el mantenimiento de los servicios públicos esenciales: suben las pensiones, no se bajan los salarios y no se tocan las prestaciones por desempleo".

Pese a eso, "los 27.300 millones de euros que pretende recortar el Gobierno suponen el mayor ajuste de la democracia”, ha añadido. "Este es el camino recto", que ya ha empezado "a ser aplaudido por los socios europeos".

La número dos del PP ha terminado su intervención recordando, igual que hace el jefe del Ejecutivo en casi todas sus comparecencias, que "son tiempos difíciles”, por lo que “se necesitan medidas difíciles”, “tiempos extraordinarios que necesitan medidas extraordinarias”. Y eso, ha asegurado, es lo que está haciendo el Gobierno de Mariano Rajoy.