Política

Baja incidencia en los juzgados

Desciende el ritmo de trabajo, pero no por el seguimiento entre el personal, sino por las dificultades para llegar por el paro en el transporte público

Un juez hojea varios libros de leyes. / JOAN SÁNCHEZ

En los juzgados de Madrid, la huelga se ha hecho notar en el descenso del ritmo de trabajo, pero no por el seguimiento entre el personal, sino por la reducción del servicio en el transporte público, que obligó a cancelar algunos señalamientos. Los jueces y magistrados no pueden ejercer el derecho fundamental de huelga. Sí los secretarios judiciales, funcionarios y personal laboral.

En los juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla, el seguimiento del paro entre estos últimos ronda el 20%, según el decano, José Luis González Armengol. De los cerca de 1.000 trabajadores (entre funcionarios y laborales) de los servicios centrales del decanato, el 23% hizo huelga. Ninguno de los secretarios judiciales dejó de asistir al trabajo.

“Hay menos actividad, pero no se debe a la falta de asistencia de los funcionarios”, explica González Armengol. “No tenemos noticias de que se hayan producido suspensiones, aunque en algunos casos, no se ha señalado para hoy en previsión de que hubiera dificultades para llegar por el paro en el transporte público que afecta a todos los que llegan desde la periferia de Madrid”, añade.

En el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), de los 350 funcionarios que allí trabajan, 50 han secundado el paro, y, entre el personal laboral (30 trabajadores), lo han seguido cuatro. Un portavoz del tribunal madrileño estima el seguimiento total en el 7%. En los juzgados de lo Penal, en la calle Julián Camarillo, todos los juicios se habían celebrado con normalidad a media mañana.

Donde sí se han producido suspensiones es en los juzgados de lo Social, situados en la calle Hernani, aunque fueron menores. Los juicios aplazados hasta las 11.30 han sido dos, debido a la falta de asistencia de abogados de UGT y CC OO, que anunciaron con antelación que no comparecerían, con lo que los procesos se aplazaron a mayo. Fuentes del TSJM aseguran que el efecto del paro hubiera sido mayor si se hubiera convocado en lunes, martes o miércoles, los días en que están previstos la mayoría de juicios laborales.

En la Audiencia Nacional, en cada juzgado central y en cada sección (tanto de lo Penal, lo Contencioso-Administrativo y lo Social) faltaron dos o tres trabajadores de los entre 14 y 20 que trabajan en cada órgano. En total, de los 430 trabajadores con derecho a huelga (entre funcionarios y laborales), 80 secundaron el paro, según fuentes de la Secretaría de Gobierno del tribunal que señalan que los servicios más afectados son los de reprografía, biblioteca o archivo.

Los 35 funcionarios judiciales de la Audiencia han acudido a sus puestos. Y en lo que va de mañana no ha debido suspenderse ninguna declaración o juicio, ya que las posibles incidencias en los casos en trámite se previnieron con anterioridad a la huelga y teniendo en cuenta los servicios mínimos aprobados para el tribunal.

En el Supremo, a la espera de conocerse los datos oficiales, también se trabajaba con normalidad. Fuentes del alto tribunal aseguraron que había algunos servicios (como el de prensa o el de reprografía) afectados, aunque funcionaban en servicios mínimos. Hasta el momento, ningún señalamiento se ha tenido que suspender, según esas mismas fuentes.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana