Política

El PSOE lleva al Congreso una cuota fiscal mínima para empresas

Los socialistas dicen que el tipo efectivo de sociedades ha pasado del 24 al 16% en cinco años

Rubalcaba, en un mitin celebrado ayer en El Ejido (Almería). / Carlos Barba (EFE)

Ante la caída de recaudación causada por la crisis, el PSOE ofrece al Gobierno de Mariano Rajoy dos recetas fiscales para ayudar a cumplir con el déficit previsto para este año sin centrar el esfuerzo solo en los recortes de gasto. El grupo parlamentario socialista registrará en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley (es decir, no de obligado cumplimiento para el Gobierno, aunque resultara aprobada) con el objetivo de incrementar los ingresos por el Impuesto de Sociedades, cuya recaudación se ha desplomado en los últimos años. Aunque el tipo no se ha movido desde que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero lo bajó en 2006 (dos años antes de eliminar el de Patrimonio), el tipo efectivo que pagan las empresas ha caído ocho puntos gracias a la multitud de deducciones que acumula. El PSOE propone también la creación de un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas, que ya planteó el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba en las pasadas elecciones.

El PSOE subraya en su iniciativa que la presión fiscal en España se ha reducido en los últimos años de forma notable hasta alcanzar el 32,9% del PIB, lo que supone ocho puntos menos que la media en la eurozona, debido al impacto de la crisis económica y, sobre todo, del desplome de la actividad inmobiliaria que generaba considerables ingresos a las arcas públicas. En esta situación, los socialistas se fijan en lo ocurrido con el impuesto que pagan las empresas por sus beneficios anuales. En 2007, ese impuesto generó al Estado unos ingresos de 44.823 millones de euros mientras que en 2010 la estimación rondó los 16.200 millones, el nivel más bajo de los últimos diez años.

El PSOE señala que esa caída no se explica en función de los beneficios que han declarado las empresas que cotizan en bolsa a la CNMV. El problema es que "el tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades se ha reducido casi ocho puntos en cinco años, pasando del 24,5% al 16,7% en 2010", destaca la proposición no de ley. "Si se analiza el año 2009, el tipo medio sobre el resultado contable positivo es, en conjunto, del 9,9%, pero en los grupos consolidados desciende hasta el 6,9%. En cambio, las sociedades no integradas en grupos tienen un tipo medio del 12,9%, aunque, si se eliminan las que tienen un tratamiento especial el tipo se eleva al 14,8%. El diferente comportamiento de las empresas según pertenezcan o no a grupos es claramente visible en los pagos fraccionados que realizan. Esta evolución no sólo aleja los tipos efectivos de los nominales, sino que implica grandes diferencias de tributación entre grupos empresariales", continúa.

Los socialistas consideran evidente que las grandes corporaciones están aprovechando en su beneficio todas las ventajas fiscales que les ofrece la actual normativa. "Para corregir esta situación, países como Alemania, Dinamarca u Holanda limitan las deducciones fiscales, mientras que en EE UU y Canadá utilizan un impuesto mínimo de manera que se asegura que todos los contribuyentes pagan al menos una cierta cantidad por el impuesto, ya sean personas físicas o empresas", señalan.

Por esa razón, el PSOE propone "una revisión general de la estructura del Impuesto sobre Sociedades y una reflexión rigurosa sobre la efectividad de las deducciones y beneficios fiscales" en España. "Y, entre tanto, dada la necesidad del momento, resulta ineludible actualizar la regulación del Impuesto sobre Sociedades, con el objetivo de racionalizar y redistribuir los beneficios fiscales, desde las grandes empresas a las pequeñas y medianas empresas, de tal forma que ambas paguen tipos efectivos similares y más cercanos al tipo nominal".

En España, apunta el PSOE, "establecer una impuesto mínimo alternativo, por ejemplo, del 15% sobre el resultado contable positivo (antes de aplicar la mayoría de los ajustes que reducen la base) a partir de 2012 se estima que podría recaudar alrededor de 7.100 millones de euros, procedente básicamente de los grandes grupos consolidados, puesto que tienen un tipo medio sobre el resultado inferior al 15%". El PSOE pide así al Gobierno que modifique la Ley del Impuesto Sobre Sociedades para "racionalizar los beneficios fiscales y limitar la caída de la recaudación", y propone establecer "una nueva cuota mínima alternativa sobre el resultado contable positivo y limitar los beneficios fiscales, así como modificar el régimen de exención de dividendos de fuente extranjera".

Además, en otra proposición no de ley, los socialistas piden la creación del impuesto de grandes fortunas para gravar la actividad económica derivada "de la riqueza independientemente de donde esté invertida". El texto plantea que se establezcan unos "mínimos exentos en las cuantías" para excluir del gravamen a los contribuyentes "con un patrimonio medio" (que no cifra), así como para excluir "la titularidad de la vivienda habitual hasta el valor máximo que se determine". El nuevo impuesto fijaría distintos tipos según la naturaleza o el valor unitario de los bienes, "de tal manera que se sometan a mayor tributación aquellos bienes de carácter suntuario que pongan de manifiesto una elevada capacidad económica de los contribuyentes". El 50% de lo recaudado por ese tributo se cedería a las comunidades autónomas y, de esa cantidad, el 75% debería ir obligatoriamente al Fondo de Garantía de servicios públicos fundamentales para financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Duma aprueba las primeras medidas para calmar al pueblo ruso

Duplicado el monto de depósitos bancarios garantizado por el Banco Central

Un partido dos ganadores

La Liga y la SEGIB firman un convenio para potenciar los valores del fútbol

El Laboral Kutxa cae en Belgrado y accede al Top 16 como tercero

EFE

Los baskonista resistieron en el primer tiempo pero no pudo plantar batalla al Estrella Roja tras el descanso

Convenio muerto, ánima viva

Otra sentencia distinta a la dictada sobre la ultraactividad colocaría a los trabajadores en una posición muy débil

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana