Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro generaciones afectadas

Las medidas de ajuste afectan a la reducción de programas y a la tasa cero de reposición de investigadores en las administraciones públicas

En estos momentos hay esencialmente cuatro cohortes generacionales afectadas por los ajustes. Los becarios que comienzan ahora su doctorado (esencialmente en Formación del Personal Investigador, del Profesor Universitario y algún otro similar). Los becarios salientes, recién doctorados, que salen al mercado y necesitan empleo o salidas temporales en forma de contratos o ayudas posdoctorales para continuar. También están los investigadores jóvenes con entre tres y cinco años de experiencia investigadora posdoctoral que terminan sus contratos actuales. Y finalmente, los investigadores senior que terminan sus contratos.

Las medidas de ajuste afectan en dos frentes: la posible reducción de cada uno de los programas y el decreto de tasa de contratación y de reposición cero en las Administraciones públicas, que supone la imposibilidad de insertar en el sistema al escalón superior.

Cualquier estrechamiento provoca un fuerte atasco de tráfico que tarda mucho en disolverse. ¿Pueden recuperarse estas generaciones? A los que salgan del sistema de investigación, aunque sea temporalmente, difícilmente. A los que encuentren un puesto en el exterior, ya en una etapa de la vida de asentamiento permanente y con la experiencia vivida, tampoco.

Si la situación se prolonga en años, ¿es creíble que podamos hacer un esfuerzo n veces superior al actual en I+D? ¿En un sistema que estará bastante descapitalizado y descabezado? Y nos encontraremos con un efecto altamente desincentivador que ya hemos sufrido: personas con una sobrecualificación extraordinaria optando a puestos muy inferiores a su capacidad, lo que alimenta la rueda de falta de credibilidad en el sistema y de capacidad para atraer a los mejores.

Carlos Andradas es presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España.