Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Díez logra unir a toda la Cámara contra la ilegalización de Amaiur

Con cinco votos a favor y 326 en contra todos los partidos tumban la moción de UPyD

Rosa Díez y Mikel Errekondo, en el pleno. Ampliar foto
Rosa Díez y Mikel Errekondo, en el pleno.

El intento de Rosa Díez de lograr que el Congreso de los Diputados pidiera la ilegalización de Amaiur y Bildu ha concluido con el acuerdo parlamentario de todas las fuerzas políticas sobre la gestión del final de ETA, un acuerdo histórico. Con cinco votos a favor -los de los diputados de UPyD-, 326 en contra y cero abstenciones, los grupos parlamentarios han rechazado la moción de Rosa Díez, que previamente había rechazado la enmienda conjunta de PP, PSOE, PNV y CiU (quería que se añadiera a la suya y se votara conjuntamente), pese al llamamiento a la "responsabilidad" democrática de PSOE y PP. Estos calificaron el texto que habían pactado de "trascendente e importante" en el proceso de "aislamiento" de ETA y "fortalecimiento" de la sociedad.

Díez ha arrancado su discurso con la frase "pierdan toda esperanza", parafraseando la inscripción del dintel del Infierno de Dante. Se refería a la esperanza "de que los insultos y descalificaciones de que ponemos palos en la rueda, damos oxigeno a ETA o fomentamos el victimismo vayan a hacernos mella". Según la líder de UPyD, su partido no pretende "ilegalizar ideas" sino "ilegalizar a aquellos que justifican asesinar a los que no comparten sus ideas". "Presentamos 25 indicios suficientemente fuertes de que se está produciendo un fraude de ley y de que Amaiur y Bildu son la continuación de formaciones ilegalizadas", ha añadido.

Díez ha dicho no compartir el argumento de que estamos en un tiempo nuevo, el abierto con el final del terrorismo de ETA, porque el Estado de Derecho debe aplicar la ley contra una organización terrorista siempre que exista, pero ha aceptado que el pacto del resto de partidos fuese una enmienda de adición que se incorporase a su propuesta de ilegalización.

Los partidos que han firmado el acuerdo parlamentario han atacado duramente la posición de Rosa Díez y han rechazado la enmienda de adición que ha propuesto. "Su moción pone en entredicho al Gobierno y de usted no admitimos ni una lección", ha dicho a la líder de UPyD el diputado popular Leopoldo Barreda, que ha defendido "la unidad que refleja" la enmienda.

También el diputado socialista Ramón Jáuregui ha respondido con contundencia a la líder de UPyD: "No compartimos ni el razonamiento ni la propuesta ni que sea necesario en este momento desde el punto de vista político proceder a ninguna ilegalización. No hay razones. Provocaría una derrota del Estado". Según el político del PSOE, "ETA ha sido derrotada" y se ha preguntado a continuación: "¿Puede hablarse de ilegalización cuando no hay violencia?", para recordar a Rosa Díez a continuación que Bildu fue legalizada por un tribunal y que Amaiur no fue ilegalizada.

En su turno de réplica, Rosa Díez, visiblemente enfadada, ha dicho que no tolerará los comentarios del diputado de IU Ricardo Sixto, que ha dicho que su propuesta es de adición a ETA, ni el del diputado de Amaiur Mikel Errekondo, que ha tildado a UPyD de unionista, el calificativo que los etarras pusieron a Joseba Pagazaurtundua antes de asesinarlo, según Díez.

Más información