Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rubalcaba elige a Elena Valenciano como su 'número dos'

Óscar López será el secretario de Organización ('número tres'); José Antonio Griñán, el presidente del partido; y Patxi López, secretario de Relaciones Políticas

Alfredo Pérez Rubalcaba abraza a su 'número dos', Elena Valenciano.

Alfredo Pérez Rubalcaba ya tiene formado su equipo al frente del PSOE. Elena Valenciano ocupará la Vicesecretaría General, lo que la convierte en la nueva número dos del partido. La ex jefa de campaña del nuevo secretario general es una mujer con una trayectoria larguísima en el partido. Ha pertenecido a todas las ejecutivas desde que comenzó a militar en Juventudes Socialistas y siempre vinculada a Madrid.

En este tiempo ha trabajado en el campo de la defensa de los derechos de las mujeres y de la política internacional. Ha sido eurodiputada y en la última ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero fue secretaria de Política Internacional y Cooperación. Presumiblemente se reserva el área de relaciones internacionales, por sus contactos con todos los líderes de la socialdemocracia europea y de la Internacional Socialista. Esa es la razón por la que en el nuevo organigrama del partido solo figura Juan Moscoso como responsable de la Unión Europea y no del resto del mundo.

La Ejecutiva, al completo

agencias

Los principales puestos de la lista son:

- Presidente: Jose Antonio Griñán

- Secretario General: Alfredo Pérez Rubalcaba

- Vicesecretaria General: Elena Valeciano

- Secretario de Organización: Óscar Lopez

- Secretaria de Igualdad: Purificación Causapié

- Secretaría de Relaciones Políticas: Patxi Lopez

- Secretaría de Economía y Empleo: Inmaculada Rodríguez-Piñero

- Secretaría de Relaciones Instucionales, Polítícas y Autonómicas: Antonio Hernando

- Secretaría de Participación, Redes e Innovación: María González

- Secretaría de Ciudad: Gaspar Zarrías

- Secretaría de Programa: Jesús Caldera

- Secretaría de Política Social: Trinidad Jiménez

- Secretaría de Educación y Cultura: María del Mar Villafranca Jiménez

- Secretaría de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad: Hugo Morán

- Secretaría de Formanción: Rafael Simancas

- Secretaría de la UE: Juan Moscoso

- Secretaría de Cooperación e Emigración: Marisol Pérez

- Secretaría de Inmigración: Carmela Silva.

De igual modo, de la Ejecutiva formarán parte los siguientes vocales:

Eduardo Madina, Jaime Lissavetzky, Emiliano García Page, Sergio Gutiérrez, Carlos Pérez, Carolina Darías, José Zaragoza, Francina Armengol, María Teresa Noguera, José Miguel Rodríguez, Esperanza Estévez, Alejandro Soler, Maria Gámez, Javier Fernández, María José Fernández, Carmen Montón, Maite Fernández, Maru Menéndez, Patxi Vázquez y Lola Gorostiaga.

Por su parte, Manuel Chaves y Carme Chacón irán a la lista del Comité Federal.

La nueva vicesecretaria del PSOE será probablemente la cara pública habitual del partido, aunque se coordinará con el secretario de Organizacion, Óscar López, el elegido por Rubalcaba como número tres para esta nueva era. A efectos prácticos, Valenciano tendrá capacidad para coordinar todas las áreas y tareas que le delegue el secretario general.

En la Presidencia, un cargo más institucional, el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, sustituye a Manuel Chaves. La lista se someterá a votación del plenario este domingo, antes de la clausura del Congreso.

Por su parte, Manuel Chaves y Carme Chacón irán a la lista del Comité Federal. La rival de Rubalcaba en la carrera hacia la Secretaría General, Carme Chacón se queda fuera por decisión propia. En la reunión mantenida por ambos ayer por la noche -"amable y distendida", según fuentes del partido-, la dirigente del PSC le comunicó al nuevo líder de los socialistas que no deseaba formar parte de la Ejecutiva ni de la dirección del grupo parlamentario. Le reclamó, eso sí, que la Ejecutiva fuera de unidad e integración. Al final, dos miembros directos de su equipo, José Zaragoza y Esperança Esteve, ambos del PSC, entran como vocales.

Un nombre cuya inclusión se daba por hecha nada más conocerse el ganador era Patxi López, un apoyo importante del exministro de Interior durante la campaña. Su cargo, finalmente, será el de Relaciones Políticas. Inmaculada Rodríguez-Piñero se ocupará de Economía y Empleo; María González, de Participación, Redes e Innnovación; Jesús Caldera estará al frente de la Secretaría de Programa; Trinidad Jiménez, de Política Social; Gaspar Zarrías, de la Secretaría de Ciudad; y Purificación Causapié, de Igualdad.

Por parte de la Federación de Madrid, Rafael Simancas entra como secretario de Formación (un área recuperada), y Jaime Lissavetzky, amigo de Rubalcaba, y Maru Menéndez, del sector Tomas Gómez-Chacón, serán vocales.

La primera labor tras la victoria de Alfredo Pérez Rubalcaba fue la de ponerse a negociar su primera Ejecutiva Federal, el principal órgano de poder político del PSOE. Lo dijo en su discurso matinal. No cree en los liderazgos personalistas ni en los salvadores. Quiere un liderazgo compartido, colectivo, pero fuerte y sin sectarismos de equipo. “No habrá rubalcabismo”, llegó a prometer. Pero también advirtió: “Hay que recuperar el liderazgo para la Ejecutiva Federal”. El mensaje era claro aunque admitió que complicado. 

Las negociaciones continuaron durante toda la madrugada. La habitación especial habilitada por el PSOE para el equipo de Rubalcaba, ya líder máximo del partido, fue anoche de nuevo muy transitada. Un reguero de dirigentes territoriales, secretarios generales y provinciales, barones con peso, votos, influencias, y capacidad de presión. Rubalcaba era plenamente consciente de ello. No le asustaba. Sabe que tras la complicada victoria sobre su rival le tocaba negociar lo más difícil, la unidad e integración de todos los sectores en liza en esta disputa.

Lo dijo en su discurso: “Es razonable que las federaciones tengan más peso pero sin traspasar nunca la línea y sin ser nunca una Confederación de Partidos”. Lo comentó cuando avanzó cuál sería su criterio para conformar su primera ejecutiva. Se mostró dispuesto a tratar con todos, de todas las federaciones y edades, “pero sin cuotas territoriales”.

Era un aviso a todas las federaciones y en particular al PSC. Lo había dicho varias veces en la campaña. Quiere que la nueva Ejecutiva fije “una posición común para todos los socialistas, allá donde las cosas se entienden y donde son más difíciles”.

Tampoco fue una noche de descanso para la candidata derrotada. Durante la madrugada, Carme Chacón mantuvo reuniones con dirigentes que habían apoyado su candidatura a liderar el PSOE, entre ellos representantes del PSC, así como Tomás Gómez y José María Barreda.

El PSOE aprueba denunciar los acuerdos con la Santa Sede

agencias

El PSOE ha aprobado esta noche en ponencia una resolución para denunciar los acuerdos del Estado con la Santa Sede, una petición que el nuevo secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha formulado durante el discurso de presentación de su candidatura.

Fuentes socialistas han explicado que esta iniciativa se ha aprobado en el seno de una de las comisiones del 38 congreso del partido en las que se debate la ponencia marco y las enmiendas presentadas a la misma. La resolución tiene que ser aprobada por el plenario.

Izquierda Socialista ha presentado una enmienda en estos términos: “El PSOE plantea para el futuro la revisión de los actuales acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede, de 1979. Las relaciones de cooperación con la Iglesia catóilca, que tienen que seguir dándose, han de producirse sin privliegios antidemocráticos”.

Rubalcaba ha advertido este sábado al PP de que el PSOE se replanteará "muy seriamente" la revisión de los acuerdos con la Santa Sede si el Gobierno de Mariano Rajoy seguía pasos atrás y retrocediendo a posiciones de hace 30 años.

'Si retrocedemos y si cada vez que la derecha llega al poder reconsidera todas aquellas leyes que hemos hecho entre todos, para aumentar los derechos civiles, y trata de poner dogmas que no son del conjunto de los ciudadanos sino de algunos, el PSOE se replanteará seriamente la revisión de los acuerdos con la Santa Sede, ¡seriamente, seriamente!', ha dicho textualmente.

Enmienda  que ha sido aprobada es de izquierda socialista está plantada en estos términos: “El PSOE plante apra el futuro la revisión de los actuales acuerdos entre el Estado español y la santa sede de 1979. La relación de cooperación con la iglesia catóilca, que tienen que seguir dándose, han de producirse sin privliegios antidemocrático”.