Política

Sexo, web y cintas de vídeo en IU

La lucha entre dos de las facciones de la coalición en Madrid se reaviva tras los problemas con la justicia de dos diputados por acoso y suplantación

Cayo Lara, líder de IU, el pasado viernes en el Congreso de los Diputados. / J. C. HIDALGO

Los problemas con la justicia de dos diputados madrileños de IU, el número tres federal Miguel Reneses, imputado por acoso sexual, y la también diputada por Madrid Libertad Martínez, acusada de piratear la página web de IU, han reavivado la soterrada lucha por el poder en Izquierda Unida en la Comunidad.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) imputó la semana pasada un presunto delito de acoso sexual a Reneses, cuya supuesta víctima habría sido una excompañera de partido de Fuenlabrada (Madrid). Poco después, dos compañeras pidieron su dimisión. Reneses renunció a la Secretaría de Organización, pero no a su acta de diputado. Sus detractores en IU sostienen que el coordinador federal, Cayo Lara, no le ha desplazado porque sigue acudiendo a su despacho “todos los días”.

La imputación de Reneses, según el magistrado instructor del TSJ madrileño, se fundamenta en evidencias de peso, que según sus oponentes podrían proceder de un vídeo en el que acosa a la denunciante. No obstante, sectores de IU alegan que el acoso de este diputado a su excompañera de partido “es algo viejo” y aseguran que la acusación se enmarca dentro de la lucha por el poder interno.

Un tribunal indaga a una parlamentaria del partido por suplantar a Lara

La reacción de la facción de Reneses al auto del juez que le cita como imputado ha sido, según sectores independientes, poner en marcha el ventilador. Y por eso se sabe que el TSJM ha iniciado los trámites para llamar a declarar como imputada a Libertad Martínez, señalada como la principal enemiga interna de Reneses, y a quien se le identifica con la corriente encabezada por el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez.

Martínez está siendo investigada por piratear la página web de IU y escribir en la misma que Reneses había sido denunciado por acoso sexual. Pero también por suplantar la identidad del coordinador federal, Cayo Lara. Según la denuncia de IU, que se basa en una información policial, Libertad Martínez, haciéndose pasar por Cayo Lara, llegó a anunciar la expulsión de Reneses. La citación para ella podría ser inminente porque la Mesa de la Asamblea ya ha certificado al TSJM que es parlamentaria, formalismo necesario para iniciar la instrucción.

Un cargo público de IU, que solicita el anonimato, explica que la guerra entre Reneses y Ángel Pérez, “auténtico factótum de IU en Madrid”, se inició después de que el segundo diera un paso atrás y eligiera a Reneses en 2000 para sustituirle como coordinador regional. “Se creyó que mandaba en Madrid y se enfrentó a Pérez”. Fue entonces, según esta opinión, cuando Pérez acuñó el dicho: “Reneses tres meses”. Al final permaneció dos años. Y a su salida se situó en la corriente hostil a Pérez.

Que el sector enfrentado a Reneses haya podido utilizar el acoso para intentar acabar políticamente con él no significa, apuntan fuentes independientes, que el número tres de Lara no se haya ganado “a pulso” su mala fama. Sus detractores recuerdan su pésima actuación durante sus comparecencias como portavoz de IU en la Asamblea regional durante el tamayazo. Pero sobre todo relatan el escándalo en el que se vio envuelto en 2004 tras pagar con dinero de la Comunidad un viaje a París en el que fue acompañado por una periodista.

El ventilador sigue funcionando. Y en los últimos días nuevas filtraciones han destapado el agujero económico del partido en Madrid, que mantiene una deuda de más de dos millones de euros con la Seguridad Social y Hacienda. De los 500.000 euros que se gastaron en la campaña electoral en Madrid, 212.000 no han podido ser justificados ante la Cámara de Cuentas, que tendrá que fiscalizar los gastos. Pero además, las sospechas de nepotismo se ciernen sobre la diputada Martínez. Ya que estas filtraciones la acusan de adjudicar a su marido la organización en la campaña electoral en Madrid.

Mañana, la ejecutiva madrileña de IU abordará la dimisión de Reneses como diputado. Pero el entorno de este ha dejado claro su decisión, y para explicarla parafrasean a la mujer del propio Reneses, Teresa Fernández, vicealcaldesa de Fuenlabrada: “Si dimite mi marido, lo hará por encima de mi cadáver”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana