Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL PSOE

Chacón apela a las mujeres: "El paso que he dado nos concierne a todas"

La candidata, rodeada de veteranas feministas, reclama el apoyo de las delegadas socialistas

"El paso que he dado nos concierne a todas", avisa

Varias exministras, entre ellas María Teresa Fernández de la Vega y Matilde Fernández, la apoyan

Pilar del Río, María Teresa Fernández de la Vega y Carme Chacón, en el Círculo e Bellas Artes.

"El paso que he dado nos concierne a todas". Con estas palabras la candidata a secretaria general del PSOE, Carme Chacón, ha apelado a su condición de mujer para reclamar que los nuevos tiempos exigen también un cambio en el tipo de liderazgo que necesita el partido. Hasta ahora ninguna mujer ha llegado a la Secretaría General y el único rival con posibilidades es un hombre, Alfredo Pérez Rubalcaba."Cada vez que avanza una mujer, avanza la igualdad", ha subrayado Chacón, entre vítores de las presentes. "Avanza nuestro género, que es el género humano".

Querer ser secretaria general del PSOE significa romper muchos techos de cristal y significa valor"

MATILDE FERNÁNDEZ

Este mensaje, abiertamente feminista, lo ha enviado Chacón a un público muy favorable, una nutrida representación de veteranas del feminismo, exministras y mujeres de la cultura, en un acto organizado por la viuda del Nobel José Saramago, Pilar del Río, celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Entre ellas, en lugar muy destacado, la exvicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, pero también exministras socialistas como Matilde Fernández, Leire Pajín, Cristina Narbona, Carmen Alborch, Carmen Calvo, y Beatriz Corredor. Además otros altos cargos en activo como la consejera andaluza, Mar Moreno, la consejera vasca Gema Zabaleta y la vicepresidenta del Senado, Yolanda Vicente. También feministas como Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas de España, o Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Y la escritora Clara Sánchez. No acudió, como se informó por un error de la organización, la actriz Pastora Vega. Pero, en el acto, se han leído también mensajes de otras muchas que sí querían pero no han podido acudir, como la poeta Gioconda Belli, las escritoras Ana María Moix y María Dueñas, la cantante Cristina del Valle o la socióloga Amelia Valcárce. Entre los escasos hombres presentes, el concejal del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo.

Ante ellas, Chacón se ha comprometido, si gana el congreso, a seguir luchando por la igualdad. No solo de las españolas, sino de "todas las mujeres del mundo". Y ha asegurado que, si al final se convierte en secretaria general del PSOE, su responsabilidad será mayor que la de cualquier otro líder por su condición femenina. Era otro de los múltiples guiños a la dura lucha de las mujeres para lograr la igualdad que ha vivido España y que ella ha repasado punto por punto para anunciar que se siente heredera de todas estas luchadoras.

"Querer ser secretaria general del PSOE significa romper muchos techos de cristal y significa valor", ha destacado la exministra Matilde Fernández, una de las intervenciones más aplaudidas con el público puesto en pie. Su presencia tenía mucha importancia, ya que en el Partido Socialista de Madrid (PSM) el sector que apoya a Rubalcaba incluía oficiosamente a Fernández entre los delegados de la lista del secretario general, Tomás Gómez, que apoyarían finalmente al exvicepresidente. Su presencia en el acto con Chacón desmonta esta tesis. Fernández también ha subrayado en su intervención que las mujeres llegan al poder sin ataduras, frente a los hombres "que cargan una mochila muy pesada".

El mismo argumento, pero con nombres y apellidos, lo ha utilizado la consejera vasca de Empleo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, que en declaraciones a Efe ha destacado que Carme Chacón "tiene menos ataduras con el pasado para abrir el futuro" que Alfredo Pérez Rubalcaba.

Socialistas en el piso de arriba

Mientras la candidata socialista a la secretaría general, Carme Chacón, recibía el apoyo de las mujeres en la cuarta planta del Círculo de Bellas Artes, en el piso de encima se celebraba otro homenaje, más íntimo y familiar, al que acudieron algunos de los militantes que antes habían acompañado a Alfredo Pérez Rubalcaba. 

Era un acto en honor de Roberto Dorado, que fue jefe del Gabinete de Presidencia de Felipe González, y murió hace unas semanas. A él acudieron los exministros Alfonso Guerra y Pedro Solbes. Y también el exdiputado Francisco Fernández Marugán, que minutos antes había estado en Arganzuela con Rubalcaba. Así que el Círculo se llenó de socialistas, pero no coincidieron en sus caminos. 

Chacón no pudo finalmente subir a saludar a la familia de Dorado, como era su intención, pero sí llamó a la familia para explicarles que la esperaban ya en el acto, según explicaron en su equipo.