Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La incertidumbre se apodera del PSOE

Listas no decantadas dejan en el aire el congreso

Rubalcaba se da por ganador en seis comunidades

Euforia en el equipo de Chacón, que se atribuye Andalucía y Valencia

Rubalcaba y Chacón, en noviembre en Barcelona, en un mitin de las elecciones generales. pulsa en la foto
Rubalcaba y Chacón, en noviembre en Barcelona, en un mitin de las elecciones generales.

“Tengo un feeling muy bueno y eso se nos nota en la cara”, ha asegurado Carme Chacón, al inicio de la segunda jornada de elección de los 956 delegados al congreso del PSOE del 4 y 5 de febrero. “Compañeros y compañeras, no votéis contra nadie, votad solo pensando en lo mejor para el partido”, dijo a los militantes Alfredo Pérez Rubalcaba a través de Twitter. Para el PSOE, esta sábado es el día de la democracia interna en cada una de las provincias; para los equipos de los candidatos, el de la guerra de cifras o de la “intoxicación masiva”, según la expresión de uno de sus portavoces.

La única conclusión común es que el PSOE llegará al 4 de febrero sin despejar la incertidumbre entre los dos aspirantes. Así será porque el voto secreto hace imprevisible el resultado, porque en muchas provincias se eligieron listas no definidas y porque la división interna en muchas federaciones derrotó la propuesta de las direcciones regionales y sacaron adelante candidaturas indefinidas. Es decir, es imposible saber por quién se decantarán esos delegados. El caso más claro es el de Andalucía, la mayor federación del PSOE, donde el secretario general, José Antonio Griñán, es considerado partidario de Chacón, pero no ha hecho explícito su apoyo y, además, no tiene respaldo unánime de las bases en su comunidad. Griñán encabezará una lista unitaria en Sevilla, cerrada tras tensas y largas negociaciones, en las que no está claro el apoyo a cada uno de los dos oponentes a la secretaría general. El equipo de Chacón se atribuía la victoria en la principal federación socialista, pero el de Rubalcaba dejaba el resultado en el aire por la falta de definición de las listas aprobadas.

Por eso al final del día los dos equipos se daban como ganadores de los congresillos. Esa impresión llegaba a la euforia en el entorno de Chacón, muy satisfecho de lo que considera vuelco en federaciones que daba por perdidas y en victoria en la mayoría de ellas, incluyendo Andalucía, Valencia, Cataluña y Galicia. Su tesis es que su oponente ha perdido en las seis federaciones que aportan el 60% de los delegados: Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla-La Mancha y Galicia.

El aspirante cree que el 60% de los delegados votarán por él

Las diferencias entre los datos facilitados son notables y ni siquiera coinciden en la suma: Los de Rubalcaba aseguran que tienen 380 delegados frente a 290 de su rival y 28 indecisos; los de Chacón afirman que tienen 416 contra 290 y 80 de adscripción imposible. En todo caso, los datos suministrados por las dos candidaturas indican que la elección de delegados, que no termina hasta el domingo por la noche, estará muy ajustada y que, con toda seguridad, el congreso se iniciará en Sevilla con un resultado muy incierto. Será una batalla voto a voto hasta el final.

Rubalcaba afirma que un 5% están en listas no decantadas por ninguno

El equipo de Rubalcaba daba por segura su victoria en la mayoría de las comunidades, con apoyos “muy mayoritarios” en ocho: País Vasco, Baleares, Aragón, Castilla y León, Asturias, Murcia, Galicia, Canarias, Ceuta y Melilla. En La Rioja, se reparten los seis delegados entre las dos candidaturas y aseguran que en Andalucía Rubalcaba lleva también una clara ventaja, a la espera de los resultados hoy de Málaga. Esperan tener hoy la mayoría en Extremadura, Castilla-La Mancha y Cantabria. El equipo de Chacón, en cambio, rebaja la victoria de sus oponentes a cuatro: Asturias, País Vasco, Baleares y Castilla y León. Y, además, asegura que en esas comunidades, aun siendo minoritarios, tienen porcentajes superiores a lo previsto.

La candidata cree que ha ganado a su

oponente en las seis mayores federaciones

La exministra de Defensa cuenta con más del 90% de Cataluña y, según sus datos, ganará claramente en Andalucía, aunque hasta esta noche no se cierre la elección en todas las provincias; en Valencia, donde habla de un vuelco a su favor, con ventaja en las tres provincias y derrota del líder regional, Jorge Alarte; en Galicia donde se atribuye 30 de los 54 delegados; en Castilla-La Mancha, donde la mayoría de los delegados se eligen hoy, cuenta con 21 de los 24 decididos ayer; en Navarra, donde la dirección está alineada con Chacón; en Canarias y en Murcia, donde ni siquiera será delegado el secretario general, Pedro Saura, uno de los apoyos de Rubalcaba. Chacón estima que ha superado a su rival en 11 provincias hasta el momento: A Coruña, Teruel, Huesca, Barcelona, Navarra, Castellón, Alicante, Valencia, Ciudad Real, Murcia, Almería y Córdoba.

Chacón estima que se ha producido un vuelco a su favor en la mayoría

El equipo del candidato matiza los datos de su oponente y niega que esta haya ganado en Huesca, Teruel, Murcia y Almería, y califica de contundente su victoria en Zaragoza, Asturias, Ibiza, Melilla, Ceuta y Formentera. Asegura que promotores de Chacón, como la exalcaldesa de Palma de Mallorca, Aina Calvo, la consejera andaluza, Mar Moreno, y el exalcalde de Olula del Río (Almería) ni siquiera han sido elegidos.