Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

"El juez de Pinochet, en el banquillo"

La prensa internacional recuerda a Garzón como "el superjuez" que ordenó el arresto del dictador

Captura del 'Wall Street Journal'. Ampliar foto
Captura del 'Wall Street Journal'.

"El superjuez español, en el banquillo", "el juez que acusó a Pinochet, en la cuerda floja", "Garzón se enfrenta a su primer juicio". Baltasar Garzón se convirtió ayer en uno de los protagonistas de la prensa internacional, y la exposición de las cuestiones previas del caso sobre las escuchas a los cabecillas de la trama Gürtel y sus abogados ocupó un lugar destacado en las secciones dedicadas a las noticias del mundo. 

Para la prensa angolsajona, Garzón es sobre todo el juez que ordenó la detención del exdictador chileno Augusto Pinochet. Así lo recuerda el diario británico The Guardian, que explica que "se enfrenta a cargos que pueden llevar su carrera a un repentino y dramático final". El The New York Times resuelve el caso Garzón con un breve titulado El juez de Pinochet, en el banquillo.

Mucho más extenso es el texto aparecido en la voz de los mercados, The Wall Street Journal, que entra en los pormenores de la sesión de ayer y de los tres casos que pesan contra él y repasa la trayectoria del magistrado, calificándola de "polémica".

El The Washington Post publica una crónica, fechada en Madrid, de Associated Press, la principal agencia de noticias de Estados Unidos. La nota insiste en que Garzón adquirió popularidad internacional gracias a su acusación de Pinochet. Sin detallar la evolución del caso Gürtel, el teletipo aparecido en el periódico de Berstein y Woodward recoge también las protestas por la celebración del juicio y las muestras de apoyo al juez a las puertas del Tribunal Supremo.

Captura de 'Le Monde'. ampliar foto
Captura de 'Le Monde'.

La cadena británica BBC califica a Garzón de magistrado "mundialmente famoso por por su intervención en casos de derechos humanos" y destaca que, según algunos comentaristas, "resulta paradójico que una de las razones por las que el magistrado tendrá acabe que sentarse en el banquillo es, precisamente, por haber intentado" investigar los crímenes del franquismo. 

El tratamiento que la prensa de América Latina da al juicio es amplio y articulado. El diario argentino Clarín titula Comenzó juicio contra Garzón en España y La Nación destaca que "por primera vez se sienta en el banquillo de los acusados". En Chile, El Mercurio liquida la relación con Pinochet en la última línea de la crónica, firmada por EFE, y titula: Comienza juicio contra Baltasar Garzón por intervenir conversaciones telefónicas.

Volviendo a Europa, Le Monde publica una crónica exhaustiva en la que contextualiza el juicio, el caso Gürtel y la los escándalos que salpican al Partido Popular. El periódico parisiense Libération va más allá en su artículo y habla de "fuerte riesgo, según varias fuentes", de inhabilitación, mientras que en Lisboa, el diario Público repasa al detalle la primera sesión del juicio.