Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba propone dar más voz a los alcaldes y a las mujeres

El exvicepresidente elogia a Felipe González y a Rodríguez Zapatero

Rubalcaba, en el acto celebrado en el Botánico de Valencia esta tarde.
Rubalcaba, en el acto celebrado en el Botánico de Valencia esta tarde.

La reivindicación de la lucha contra la corrupción, la apelación a escuchar más a la militancia y la propuesta de dar más protagonismo a los alcaldes socialistas y a las mujeres en el PSOE han centrado esta noche en Valencia el acto protagonizado por Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato a la secretaría general del PSOE.

En un salón de actos del Jardín Botánico que no pudo acoger a todo el público, y con el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, sentado en las primeras filas junto a dirigentes de todos los sectores del socialismo valenciano excepción hecha de los seguidores de Leire Pajín, Rubalcaba aprovechó las intervenciones previas para desarrollar los ejes de su discurso. De la defensa del compromiso con la verdad que hizo la diputada autonómica Clara Tirado y del recordatorio de la lucha contra la corrupción que planteó el también vicepresidente segundo de las Cortes Valencianas, Ángel Luna, el candidato derivó una afirmación tajante: “La confianza es la clave” para hacer autocrítica: “Los ciudadanos no han confiado en nuestras propuestas para salir de la crisis”.

Aprovechando que también habló el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, Rubalcaba recordó que, pese a la derrota general del PSOE, ha habido regidores que han logrado ganar. “Los alcaldes han hecho un papel que os recomiendo”, ha añadido, en alusión al documento suscrito por una treintena de regidores. Y ha anunciado que, si es elegido secretario general, incorporará a los alcaldes al Consejo Territorial del PSOE.

Acto seguido, elogió otro documento, el manifiesto de mujeres socialistas. “Dicen cosas que están muy bien”, aseguró, para prometer que la secretaría de Igualdad tendrá más rango en el partido.

En respuesta a su contrincante, Carme Chacón, a la que no citó ni se refirió en ningún momento, Rubalcaba defendió la necesidad de renovar el PSOE, pero “desde las ideas”, dijo que hay que abrir las ventanas de la organización, pero añadió que “no se ha escuchado lo suficiente a los militantes”.

“Ideas!”, reiteró varias veces Rubalcaba, que ancló en la memoria reciente del PSOE los ejes de su proyecto para el próximo congreso federal del PSOE. Por una parte recordó el “28 congreso bis”, en el que “Felipe González se fue y volvió” y en el que, dijo, el PSOE fue capaz “de pasar de ser un partido de izquierda a ser también un partido de gobierno”. Y por otra, el 35 congreso, en el que fue elegido José Luis Rodríguez Zapatero, con “una suerte de radicalidad cívica que conectó con una buena parte de la sociedad”. “Cuando acabó aquel congreso”, ha señalado Rubalcaba, que ha recordado que él votó a José Bono, “fue capaz de integrarnos a todos”.

La unidad en torno a un proyecto que hay que renovar, pero sin perder la visión de un partido de gobierno, ha sido el mensaje del candidato. “Unidad y cambio”, ha resumido.