Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Congelado el salario mínimo, uno de los más bajos de la UE

El Ejecutivo mantiene la prestación de 400 euros a los desempleados que se formen

Una medida inédita. El segundo Consejo de Ministros de Mariano Rajoy congeló por primera vez el salario mínimo interprofesional, una prestación (641,40 euros) que sitúa a España a la cola de la Unión Europea de los Quince, seguida únicamente por Portugal. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, justificó esta congelación apelando a su valor simbólico: “Es un importante mensaje de moderación salarial”.

El salario mínimo interprofesional ha subido todos los años, especialmente entre 2001 y 2009. En los ejercicios de 2010 y 2011, los más golpeados por la crisis, también se incrementó, aunque lo hizo por debajo del índice de precios al consumo.

El plan de no disponibilidad incluye, además, la decisión de no renovar la ayuda mensual de 210 euros para jóvenes de entre 22 y 30 años, denominada Renta Básica de Emancipación. Su desaparición, sin embargo, no afectará a los que ya se beneficien de ella, que podrán seguir percibiéndola. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, recordó que este acuerdo de no disponibilidad se incluye en la prórroga de los presupuestos de 2011, que estarán vigentes hasta que en marzo de 2012 se presenten las nuevas cuentas.

Sí se ha mantenido, en cambio, la prestación mensual de 400 euros a los desempleados que se formen y que están contempladas en el Programa Prepara, al menos durante un semestre más. Esta ayuda la perciben los parados que hayan agotado sus prestaciones, carezcan de rentas y participen en programas de formación.

125.000 beneficiarios

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha cifrado en 300 millones el coste de la prórroga. Cada uno de los seis meses en que estará en vigor tendrá un coste de 50 millones de euros. Báñez ha cuantificado en 125.000 los beneficiarios por la prórroga hasta el 15 de agosto de 2012.

En el apartado dedicado a las rentas más bajas de la población, el Consejo de Ministros aprobó otras dos medidas: para los trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días, el salario mínimo se ha situado en 30,39 euros por jornada.

Y para los empleados de hogar la cuantía establecida será de 5,02 euros por hora, si bien la mayor parte de las empleadas de hogar, especialmente en las grandes ciudades, reciben pagas por hora superiores al mínimo fijado por el Gobierno.