Política

Los funcionarios trabajarán 37,5 horas y su sueldo sigue congelado

El Gobierno vuelve a congelar el sueldo de los empleados públicos y eleva la jornada a 37,5 horas

Las bajas y jubilaciones no serán cubiertas salvo en cuerpos de seguridad y servicios básicos

Manifestación de funcionarios en Barcelona el día 29. / MARTA PÉREZ (EFE)

Los 2,6 millones de funcionarios españoles mantendrán su sueldo pero muchos de ellos —principalmente los que dependen de comunidades, ayuntamientos, diputaciones y cabildos— tendrán que trabajar más horas. El Consejo de Ministros aprobó este viernes volver a congelar en 2012 el salario de los empleados públicos, que ya ha estado congelado este año y se había reducido un 5% en 2010. Congelarlo quiere decir que no baja, pero sí pierde poder adquisitivo porque tampoco sube, mientras que los precios sí subirán.

A la vez, la jornada laboral de los funcionarios se eleva a 37,5 horas semanales. En la actualidad, esa es la jornada de los empleados de la Administración central, al menos es la que recoge como jornada máxima el convenio colectivo aprobado en 2009; en las administraciones autonómica y local no está homogeneizado: hay funcionarios con jornadas de 37,5 horas, otros que trabajan 35 y otros incluso menos (o más).

El aumento de jornada —37,5 horas para todos— supone que los funcionarios afectados cobrarán lo mismo por trabajar más tiempo. Además, podría dar lugar a despidos de trabajadores interinos o con contrato laboral, si las tareas que realizan fueran asumidas en ese tiempo extra por los funcionarios de carrera. Quien no quiera trabajar 37,5 horas puede negarse, pero tendrá que aceptar una reducción del sueldo.

Por otra parte, la tasa de reposición de las plantillas de empleados públicos de toda España queda congelada. Eso significa que no saldrán a oposición nuevas plazas y que las bajas, jubilaciones o traslados no serán cubiertos. Con estas excepciones: Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, centros de salud y hospitales, profesores y el personal dedicado a perseguir el fraude “fiscal y laboral”; en esos casos, la tasa de reposición podría llegar, como máximo, al 10%, según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Indignación de CC OO

En España hay 2,6 millones de funcionarios. El 50% depende de las comunidades autónomas, el 24% de los ayuntamientos, diputaciones, cabildos o consejos insulares, y solo el 22% del Gobierno central (hay también un 4% en universidades).

Teóricamente, los acuerdos anunciados por Sáenz de Santamaría —congelación del sueldo, aumento de la jornada laboral, tasa de reposición cero— afectan a todos ellos, aunque en el documento que La Moncloa colgó en su página web no se precisa. De hecho, en ese documento las excepciones a la tasa de reposición que se señalan son solo las que dependen de la Administración central: “Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los Cuerpos de lucha contra el fraude”. No se menciona a personal sanitario y docente. El servicio de prensa no pudo aclararlo ayer, aunque un portavoz afirmó que, en caso de duda, hay que remitirse a lo anunciado por la vicepresidenta.

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, se había reunido por la mañana con los sindicatos para comunicarles las medidas al mismo tiempo que se estaban aprobando. Según CC OO, les habló de la congelación del sueldo y de la tasa de reposición, pero no de la ampliación de la jornada laboral. “De las 37,5 horas no nos ha dicho ni una palabra. Nos hemos enterado viendo la rueda de prensa por televisión. No solo es inaceptable que nos lo haya ocultado, sino que la jornada es un aspecto de obligada negociación. No descartamos presentar algún tipo de demanda”, afirmó Juan Carlos Rodríguez, secretario de Acción Sindical y Negociación Colectiva de la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato.

Tijeretazo a RTVE y a Renfe

Doscientos millones menos para RTVE. Es una línea más en la larga lista de recortes que ayer desgranó Soraya Sáenz de Santamaría. La aportación estatal a la corporación de radio y televisión pública se ve reducida en un 36%.

El presupuesto de RTVE en 2011 ha sido de 1.200 millones, tras sufrir ya un recorte de 35 millones sobre la aportación de 2010, con lo que RTVE recibía una financiación estatal de unos 550 millones. El resto de los ingresos del ente público provenían de la tasa por el uso del espacio radioeléctrico, la tasa impuesta a las televisiones y a las empresas de telecomunicaciones, y los ingresos por la comercialización de productos de RTVE. El consejero del PSOE en la corporación Miguel Ángel Sacaluga solicitó ayer que se celebre un pleno extraordinario el próximo miércoles. Según él, el recorte supondrá “asfixiar” a RTVE.

El tijeretazo afectará también a Renfe: 200 millones menos de la aportación estatal al contrato-programa, el fondo con el que el Estado financia, entre otras cosas, el funcionamiento de líneas de Renfe que considera de interés general. Esa aportación estatal era de unos 600 millones de euros para este año.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana