Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La pulsera que regaló a mi hija es de niña y ella ya es una mujer"

El exdirigente popular explica los motivos por los que devolvió un regalo que El Bigotes le hizo a su hija, junto con otros regalos para él y su mujer

Francisco Camps, ex presidente de la Generalitat Valenciana acusado de cohecho impropio, asegura que llamó a Álvaro Pérez, El Bigotes, en 2008 para comunicarle que le devolvía los regalos. “Gracias pero estos regalos no corresponden y te los vamos a devolver”, dijo el ex jefe del Consell al presunto cabecilla de Orange Market, franquicia de la trama corrupta en Valencia. Uno de los regalos –admitió Camps- fue una “pulserita de cuero” para una niña de 12 años, cuando la edad de la hija del popular tenía en el momento del regalo, 14.