Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Posada se estrena como presidente del Congreso resguardándose de polémicas

El exministro de Aznar evitó crear tensiones dialécticas en su primera comparecencia al frente de la Cámara Baja

Posada, hoy en el Congreso. EFE

La primera comparecencia de prensa de Jesús Posada, elegido esta mañana presidente del Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, es una pista clara de la paz dialéctica a la que aspira Mariano Rajoy en esta legislatura. Posada, diputado del Partido Popular, un político que siempre ha mantenido un perfil discreto, se ha enfrentado hoy a las preguntas de los periodista con tranquilidad y un punto de humor. Le preguntaron por el futuro -un panorama que se espera tempestuoso para el Gobierno popular por la persistencia de la crisis- y Posada respondió simplemente que el futuro es "por definición incierto".

La cuestión más espinosa a la que se ha enfrentado esta mañana es la maniobra de Amaiur para lograr un grupo propio. Uno de los siete parlamentarios de la coalición 'abertzale', el de Navarra, se ausentó de la sesión para que los seis restantes -todos de Euskadi- cumplieran los porcentajes mínimos para formar un grupo. Al recién estrenado presidente del Congreso le preguntaron por ello los periodistas y Posada se escabulló con ironía: "Eso es precisamente lo que no quiero contestar".

Jesús Posada, exministro de José María Aznar, que ha sido elegido presidente con 202 votos a favor, 146 en blanco y ninguno en contra, ha seguido una línea muy conciliadora en su primera comparecencia. Otra china en la mañana de constitución de la X Legislatura en el Congreso ha sido la manera de acatar el respeto a la Constitución por parte de IU y de los partidos nacionalistas -ERC, Amaiur y PNV-. Han tomado posesión de sus cargos como senadores y diputados apelando a la fórmula de acatar la Constitución "por imperativo legal". Posada tampoco se alteró por las discrepancias constitucionales de estos grupos. Afirmó que todos los diputados que cumplan con el reglamento serán diputados independientemente de "cómo lo expresen".

El presidente del Congreso también habló sobre su sucesor en el cargo, el socialista José Bono, cuando le recordaron que este ha afirmado públicamente que Amaiur tiene derecho a un grupo propio. "Él opinó así porque dejaba de ser presidente", dijo Posada antes de incluir un matiz. "Si estuviera aquí diría: lo estudiaremos en la Mesa". En esa Mesa, el Gobierno orgánico del Congreso, se sentará esta tarde a las siete por primera vez el flemático Posada para presidir la primera reunión de esta etapa.