Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre que no busca problemas, los rodea

No tiene excesivo perfil político, sí capacidad de adaptación y espíritu de acuerdo

El exministro Jesús Posada.

Se cuenta que un día Jesús Posada, siendo ministro de Administraciones Públicas de Aznar, estaba en el pasillo del Congreso hablando con otro miembro del Gobierno y pasó el entonces presidente sin mirarles siquiera. Se dice que Posada, muy serio, le dijo a su interlocutor: “¿Y tú crees que sabe que somos ministros suyos?”.

En otra ocasión, se cuenta, en una reunión interna del PP, cuando Aznar hablaba mucho de política exterior al final de su segunda legislatura, Posada dijo: “Presidente, menos Siria y más Soria”.

Posada, diputado por Soria, tiene apariencia de serio, de bon vivant y de seco, pero en realidad es capaz de dictar sentencias socarronas e irónicas en cuestión de segundos. Fumador de puros, amante de la buena mesa y tranquilo y conciliador, se dice que como ministro de Administraciones Públicas dio orden de retirar las iniciativas incómodas para no molestar. Por ejemplo, un proyecto de ley de Cooperación que había encargado el mismísimo Aznar.

No tiene excesivo perfil político, sí capacidad de adaptación y espíritu de acuerdo. No busca problemas y los que le llegan los rodea.

Fue presidente de la Junta de Castilla-León entre 1989 y 1991 y luego ministro de Agricultura y Administraciones Públicas en los Gabinetes de José María Aznar. Posada nació el 4 de marzo de 1945 y estudió ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y Ciencias Económicas.

Fue vicesecretario del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) con UCD y gobernador civil de Huelva, cargo hasta 1981. Luego pasó a ser director general de Transportes Terrestres. En 1983 fue elegido procurador por la provincia de Soria en las Cortes de Castilla y León, cargo en el que estuvo hasta 1987.

En 1989 fue designado presidente de la Junta de Castilla-León, en sustitución de José María Aznar, que pasó a ser el candidato del Partido Popular a la Presidencia del Gobierno para las elecciones generales de ese año.

Posada fue apartado de la candidatura autonómica del PP, pero Aznar le recuperó como ministro de Agricultura y luego de Administraciones Públicas.

Puede consultar aquí la declaración de bienes presentada por Posada en el Congreso.