Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE consideran inevitable que Amaiur y UPyD tengan grupo propio

La jurisprudencia del Constitucional avala la flexibilidad del reglamento

Ampliar foto
Rosa Díez ve las fotos de los diputados de UPyD en el Congreso.

PP y PSOE consideran que, finalmente, será inevitable que tanto Amaiur como UPyD puedan tener grupo parlamentario propio, según fuentes de ambos grupos. Obviamente, la decisión no se ha tomado aún oficialmente y sobre todo para los populares no es fácil aceptar que los siete diputados de la izquierda abertzale tengan grupo parlamentario, pero entienden que el reglamento se ha aplicado siempre con tanta elasticidad que permite interpretaciones distintas y grietas por las que lograr interpretaciones distintas.

El tener grupo parlamentario permite a los partidos tener más posibilidad de cupo para presentar iniciativas en la Cámara, más tiempos para intervenir en los debates y capacidad para formular preguntas orales e interpelaciones al Gobierno. La decisión, en todo caso, corresponderá a la Mesa del Congreso, donde el PP tendrá mayoría absoluta.

Todos los pequeños partidos que formarán el Grupo Mixto están de acuerdo en facilitar que Amaiur y UPyD tengan grupos propios, porque en caso contrario los minoritarios tendrán que compartir presupuestos, tiempos de intervención y representación en las comisiones parlamentarias, dificultando su actividad.

Rosa Díez abrirá conversaciones con los populares para lograr apoyos

El reglamento del Congreso asegura en su artículo 23 que “los diputados, en número no inferior a 15, podrán constituirse en grupo parlamentario. Podrán también constituirse en grupo parlamentario los diputados de una o varias formaciones políticas que, aun sin reunir dicho mínimo, hubieren obtenido un número de escaños no inferior a cinco y, al menos, el 15% de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieren presentado candidatura o el 5% de los emitidos en el conjunto de la nación”. Ni Amaiur ni UPyD cumplen estrictamente estos requisitos, porque UPyD no llega al 5% en el conjunto de España por muy poco y Amaiur sí alcanza el 15% en las tres circunscripciones vascas, pero se quedó a unas décimas en Navarra. Sin embargo, el derecho parlamentario se basa en la costumbre y la interpretación de las normas y, en este caso concreto, con aval de sentencias del Tribunal Constitucional, se han permitido aplicaciones extensivas de las normas. Por ejemplo, en una legislatura dos diputados de UPN formaron parte durante meses del grupo de Coalición Canaria para permitir a estos tener su propio grupo. En la anterior legislatura se aceptó que ERC e Izquierda Unida formaran un grupo juntos.

En esta ocasión, fuentes del PP y del PSOE explican que Amaiur tendría fácil lograr el grupo si presentaran la solicitud solo los seis diputados vascos y el navarro fuera provisionalmente al grupo mixto. Al cabo de unos meses podría solicitar ingresar en el grupo de Amaiur. También contemplan los populares la posibilidad de que Geroabai (antes Nafarroa Bai) pudiera colaborar con su diputada, Uxue Barkos, para sacar a Amaiur del Grupo Mixto. Cualquiera de estas dos posibilidades podría utilizarla Amaiur en el recurso a un eventual rechazo a su petición de tener grupo propio. En el caso de UPyD, su problema es que no llega al 5% en toda España; para tener el grupo bastaría que otro grupo le cediera un diputado de forma temporal o, incluso, que lo hiciera alguno de los del Mixto, incluido el Foro Ciudadano de Álvarez-Cascos. Rosa Díez, portavoz de UPyD, aseguró ayer tras la acreditación de sus diputados, que en breve abrirá conversaciones con los principales partidos, especialmente el PP, para poder tener ese grupo propio.

Fuentes del PP explican que es más complicado el caso de UPyD, pero insisten en que si aceptan uno tendrán que aceptar el otro.