Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cambiará la Constitución para evitar la anexión de Navarra a Euskadi

Se compromete en Pamplona a derogar la disposición transitoria cuarta de la Carta Magna

Dos ciudades, el mismo guion. Responsabilidad económica, creación de empleo, crecimiento, confianza, austeridad, crédito o “alfombra roja” para los emprendedores. Las palabras de Mariano Rajoy suelen formar parte de un discurso repetido una y otra vez y en el que los únicos elementos de sorpresa los aportan los coprotagonistas de los mítines en los que participa. Este sábado, en Zaragoza y Pamplona, fueron Luisa Fernanda Rudi y Yolanda Barcina las encargadas de dar un pequeño giro al argumento habitual.

Rajoy se comprometió ante la petición de la presidenta de la comunidad foral impulsar la derogación de la disposición transitoria cuarta de la Constitución que entreabre la puerta de la absorción de la comunidad foral por Euskadi. Ese es “el anhelo” de Barcina, “porque Navarra no es transitoria, Navarra es para siempre”, proclamó entre los aplausos de los asistentes. A lo que el candidato del PP a la presidencia del Gobierno respondió: “Yo me comprometo a defender Navarra, a que Navarra siga siendo España, a [promover la derogación] la disposición transitoria cuarta de la Constitución, y a atender y a escuchar las necesidades de los navarros; yo me comprometo con todas las víctimas del terrorismo”.

Precisamente las alusiones de Barcina a ETA llevaron al líder del PP a hablar de la organización terrorista. Rajoy aseguró haberse sentido “emocionado” con la actitud de Adoración Zubeldia, la viuda del concejal de UPN José Javier Múgica, asesinado por ETA en 2001, frente a Txapote en la Audiencia Nacional. “Me comprometo con la vida, con los derechos individuales de las personas. Queremos ser personas con todas sus consecuencias, y esos derechos no nos los puede quitar ni un Estado, ni un gobernante, ni una organización terrorista”, añadió aludiendo sin mencionarlas a la ley del aborto o a la llamada ley de muerte digna, cuestiones en las que su formación comparte los mismos “valores” (otra de las palabras más pronunciadas del mitin) con UPN.

Las promesas de Rajoy

Mariano Rajoy: “Me comprometo a defender Navarra, que siga siendo España”. “En porras [electorales] no voy a entrar, me conformo con que no me den con ellas en la cabeza”.

José Ángel Biel (Partido Aragonés): “Mariano Rajoy es lo mejor que le ha pasado a Aragón desde el conde de Aranda”.

Yolanda Barcina (Unión del Pueblo Navarro): “Navarra no es transitoria, Navarra es para siempre”.

El deseo de compartir y sumar proyectos, y sobre todo votos, se plasmó de hecho en dos mítines muy centrados en la idea de alianza. En la plaza de toros de Zaragoza, a la que acudieron más de 10.000 simpatizantes y militantes, se escenificó el tercer acuerdo electoral con el Partido Aragonés (Par) de José Ángel Biel, mientras que en el Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona se presentó la coalición de Unión del Pueblo Navarro.

“Mariano Rajoy es lo mejor que le ha pasado a Aragón desde el conde de Aranda”. Estas palabras, pronunciadas por Biel, tal vez sean el mejor resumen del espíritu del acto central de la campaña del PP en Aragón. La referencia al noble miembro del partido aragonés del siglo XVIII fue solo una de las muchas menciones a Aragón y a la idea de pacto. Tampoco faltó una muestra de la proverbial prudencia del líder del PP, esta vez en relación con los resultados de las elecciones. “En porras no voy a entrar, me conformo con que no me den con ellas en la cabeza”, bromeó en respuesta a la presidenta regional, Luisa Fernanda Rudi, anfitriona del acto, que minutos antes había apuntado a la posibilidad de lograr 185 escaños con el apoyo del Par.

Rajoy, en cambio, quiso lanzar un mensaje de confianza en la cosa pública a los simpatizantes y militantes que abarrotaban la plaza de toros de la capital aragonesa. “Hay quien dice en Europa que los mercados han ganado la política, que llega la época de los tecnócratas. Yo os digo que llega la época de los buenos gobernantes elegidos por los ciudadanos”, señaló.