Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba denunciará el “programa oculto” del rival

El socialista, que escribe su guion en solitario, saldrá a arriesgar con su plan de impuestos

Ampliar foto
Rubalcaba, el domingo en el mitin de Valencia. REUTERS

"Yo tengo proyecto y propuestas. ¿ Y usted?". Este sería el trazo central de la estrategia de Alfredo Pérez Rubalcaba ante el debate, primero y único, que mantendrá esta noche con el líder de la oposición, Mariano Rajoy. No hay muchas sorpresas en esta materia porque ese es el hilo conductor de la campaña de los socialistas, aunque con una variante sobre el mismo asunto que, según transcurra el debate, saldrá a la luz.

Por un lado, el candidato del PSOE denunciará el supuesto "programa oculto" de Mariano Rajoy. También podría poner en circulación que no aclara cuáles son sus propuestas en materia económica porque "no sabe qué hacer" ante la magnitud de la crisis salvo, eso sí, recortes como los que ejecutan autonomías del PP. El broche de Rubalcaba ante esa supuesta ocultación será el reproche a Rajoy por su pretensión de que los ciudadanos le den "un cheque en blanco".

ampliar foto

Dadas las circunstancias que rodean a la candidatura socialista, su estrategia será la contraria a la del líder del PP. Rubalcaba no estará en absoluto elusivo sino que echará toda la carne en el asador en forma de programa y propuestas.

Al partir como perdedor, el PSOE ha decidido desnudarse en esta campaña y arriesgar. Su opción ha sido preparar un programa con bastante transparencia y comunicar a los españoles que subirá algunos impuestos (alcohol y tabaco); creará otros nuevos (grandes fortunas y bancos) y siempre con el objetivo de obtener recursos de quienes más tienen para no tocar las grandes partidas sociales.

Utilizará los recortes sociales de autonomías gobernadas por el PP

El candidato del PSOE tratará de llevar la iniciativa en el debate, al menos en propuestas y en explicaciones de cómo se puede paliar la crisis. Pero el candidato no se llama a engaño y sabe que Mariano Rajoy le va a interrumpir una y otra vez con el contundente argumento de que este país, con el Gobierno aún vigente y del que ha formado parte hasta hace un trimestre, deja una herencia de casi cinco millones de parados. La economía y el empleo, el primer bloque de debate, consumirá el 75% del tiempo. En este apartado es donde el candidato socialista tendrá que exponer sus proyectos y defenderse de las acusaciones de inacción o errores anteriores.

El abanico de posibilidades las ha debatido con su equipo más estrecho formado por Elena Valenciano (jefa de campaña), Óscar López (vicecoordinador de la campaña), Antonio Hernando (miembro del equipo de campaña), José Enrique Serrano (Jefe de gabinete de la presidencia del Gobierno) y Valeriano Gómez (ministro de Trabajo), estos dos últimos, candidatos a diputados. Ignacio Varela, asesor electoral y el director de comunicación, Carlos Hernández, completan el primer círculo con los que Rubalcaba ha preparado el debate, aunque ha intercambiado opiniones y discusiones con muchos más. Los primeros le acompañarán al plató y estarán en un cuarto anejo al debate. Diferentes miembros del equipo recalcan que Rubalcaba, "como siempre", ha escuchado, pero se ha hecho su propio guion. Ayer trabajó toda la tarde en solitario.