Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanco, cercado por el ‘caso Dorribo’

El ministro suspende una entrevista con Telecinco. Toma un perfil bajo a la espera de lo que decida el Supremo

Ampliar foto
El ministro de Fomento, José Blanco. EFE

Arropado por su partido y en casa, el ministro de Fomento y cabeza de lista del PSOE al Congreso por Lugo, José Blanco, rehúye las denuncias de corrupción que le lanza el PP y obvia en campaña el caso Dorribo, a la espera de las decisiones que pueda tomar el Supremo. Blanco ha aplazado "por razonmes de agenda", según han informado fuentes próximas a él, una entrevista concertada con Telecinco para este lunes a las 8.30.

El PP ha cargado hoy contra Blanco por boca de su la número dos por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría, ha responsabilizado al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "lo que salga" sobre el ministro Blanco en la denominada Operación Campeón.

Las diligencias remitidas al tribunal por la juez de Lugo, Estela San José, mencionan indicios de “cohecho y tráfico de influencias”, a partir de las acusaciones del empresario Jorge Dorribo y comunicaciones telefónicas intervenidas, según publica El Mundo. La juez admite haberse dirigido al Supremo sin esperar el resultado de un informe pericial encargado por ella misma.

El ministro de Fomento, José Blanco, presentó este viernes un escrito ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para poder personarse en el procedimiento abierto contra él por la juez número 3 de instrucción de Lugo por un supuesto delito de tráfico de influencias del que ha dado traslado al alto tribunal. Blanco, a través de su abogado, el penalista Gonzalo Martínez-Fresneda, solicita ser parte en el procedimiento y que se le dé traslado de las actuaciones de la juez enviadas al Supremo.

El Supremo mantiene en secreto la documentación enviada por la juez de Lugo, que tras ser registrada fue remitida a la Secretaría de Causas Especiales, que se ocupa de las causas contra aforados.

El portavoz del Gobierno y ministro de Fomento había pedido al Supremo la víspera que investigue el caso “lo más rápidamente posible” ya que asegura que de ese modo se probará la “falsedad” de las acusaciones formuladas contra él por el empresario Jorge Dorribo. El también vicesecretario general del PSOE ha dejado claro que no tiene intención de dimitir porque asegura que es inocente de las acusaciones que se le imputan.