Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Democracia Real Ya exige en el Congreso un sistema de voto por Internet

El colectivo integrante del 15-M propone restar un escaño por cada 100.000 votos

La asociación abre una web para sumarse a la petición

Francisco Jurado y Juan Moreno presentan su propuesta de voto por internet.
Francisco Jurado y Juan Moreno presentan su propuesta de voto por internet.

“Cada 100.000 votos electrónicos supondría devolver un escaño a la ciudadanía”. Con esta frase han resumido en Sevilla los abogados Francisco Jurado y Juan Moreno, miembros de Democracia Real Ya (DRY), la propuesta presentada en el Congreso para que se habiliten “de forma inmediata” los medios para que cualquier ciudadano pueda votar las iniciativas legislativas de la Cámara. El viernes 4 de noviembre, quienes respalden la propuesta están invitados a presentar en el Parlamento o a enviar por correo el formulario de apoyo a esta iniciativa que se puede encontrar en http://www.demo4punto0.net/

La propuesta, que se empezó a gestar la pasada primavera, pretende que cualquiera pueda apoyar o rechazar las propuestas del Congreso, pero no supone la suplantación del Parlamento, cuyos integrantes seguirían siendo los promotores principales de las leyes y representantes de aquellos  que no quisieran ejercer su derecho al voto. Pero a mayor participación, menor sería el peso de los diputados, ya que, según la propuesta, un millón de sufragios electrónicos equivaldría a 10 escaños.

“No se trata de prescindir del Congreso ni de los diputados ni de los partidos ni de las elecciones, sino de la combinación de lo mejor de todos estos modelos de participación”, afirma Jurado. “Los ciudadanos no propondrían leyes, pero sí supondría el final del cheque en blanco”, añade Moreno, quien firma la petición en el Congreso de los Diputados.

El letrado explicó cómo funciona su propuesta a través de un simulador que se puede consultar en la mencionada web. Si a la reciente aprobación de la reforma constitucional o del mercado laboral se hubieran sumado 16 millones de votos según la tendencia reflejada por las encuestas sobre estos aspectos, ninguna de las dos propuestas habría obtenido el respaldo suficiente.

Los integrantes de este colectivo, uno de los más activos dentro del movimiento 15-M, argumentan que la Constitución ordena fomentar la participación y poner todos los medios necesarios para ejercer el derecho al voto. Además, añaden que los reglamentos de algunas Cámaras ya prevén el sufragio telemático.

Para poner en marcha esta democracia en línea sólo sería necesario, según sus cálculos, modificar las normas del Congreso, pero no ninguna ley y habilitar a los ciudadanos a votar a través de Internet con sistemas seguros, como el certificado electrónico.