Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
INFORME DE METROSCOPIA

El 73% cree que los indignados tienen razón

La inmensa mayoría considera que mandan “los mercados”, no los Estados

Más de la mitad de los españoles desea que continúe el Movimiento 15-M

Ampliar foto
Manifestantes del 15-M, durante la protesta celebrada el 15 de octubre en Madrid.

Las manifestaciones de protesta de los indignados por el funcionamiento del sistema económico que han causado la actual crisis y por algunas deficiencias de la democracia siguen suscitando muchas más simpatías (54% que rechazos (27%), según un informe elaborado por Metroscopia para EL PAÍS. El Movimiento 15-M inició sus movilizaciones el pasado mayo y a mediados de este mes retomó con fuerza sus concentraciones de protesta, no solo ya en España sino también en otros países de Europa y de América.

Una amplísima mayoría de españoles (73%) consideran que los participantes en las movilizaciones del 15-M tienen básicamente razón. Entre los votantes socialistas ese porcentaje es todavía superior (79%), mientras que en el electorado del Partido Popular el grado de comprensión es sensiblemente inferior (55%). En todo caso, dos terceras partes de la población estima que está pagando injustamente las consecuencias de la crisis económica sin que los políticos hagan, o puedan hacer, mucho para solucionarlo. Y es que para el 81% de los españoles quien realmente manda en el mundo no son ya los Estados sino “los mercados”.

Aunque solo el 20% de los consultados por Metroscopia señala que ha participado en alguna ocasión en las concentraciones del 15-M y tan solo el 8% ha participado en alguna de sus asambleas, el 63% afirma que este movimiento de protesta debe continuar. El 25% considera que no debe proseguir con sus concentraciones. Esa amplia mayoría que defiende la continuidad de las protestas indica que ve reflejado en ese movimiento el enfado que siente por pagar las consecuencias de una crisis de la que no es culpable, y el desencanto por las carencias que ve en el comportamiento de los políticos a la hora de defender y representar la opinión de los ciudadanos.

El informe de Metroscopia indica que las protestas de los indignados podrían tener una cierta influencia en el sentido del voto el próximo 20-N. Si bien el 73% afirma que no influirá en su decisión personal, cerca del 30% de los socialistas consultados dicen que sí les influirá en su preferencia de voto y el 12% de los populares dicen lo mismo.