Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
la precampaña electoral

Rajoy pide un “Gobierno fuerte” mientras Aguirre le rinde pleitesía

El líder del PP reclama sin ambages una mayoría absoluta que la cúpula ya da por hecha

El PP aprobará su programa el 31 de octubre, 20 días antes de las elecciones

Llegó el momento. Tres años y medio después de la crisis del ascensor, en la que Esperanza Aguirre consiguió impedir que Alberto Ruiz-Gallardón fuera diputado, la presidenta de Madrid asistió a la consagración del alcalde en las listas. Y no solo eso. Mientras él mostraba su alegría en las fotos, ella hizo un discurso en el que rindió pleitesía a Mariano Rajoy e incluso citó al alcalde por su buen resultado cuando encabezó las listas al Senado en 1989. Toda una muestra de los nuevos tiempos del PP, en los que Rajoy tiene un poder ya sin sombra.

El líder, encantado con una lista dominada por sus próximos, en especial Soraya Sáenz de Santamaría como número dos, aprovechó la ocasión para reclamar ya sin ambages una mayoría absoluta que la cúpula del PP ya da por hecha. “Vamos a pedirle a los españoles un Gobierno fuerte”, aseguró. Eso sí, también mantiene la estrategia de no dar miedo, y por eso insistió en que aunque tenga la mayoría absoluta buscará acuerdos con los demás partidos. El PP mantiene el perfil bajo. Ayer se supo que el programa no se aprobará hasta el 31 de octubre, solo 20 días antes de las elecciones. Una forma de evitar que se discuta de él. Rajoy tampoco cree que el único debate que habrá vaya a tener influencia. Su entorno señala que los de 2008 solo movieron un 1,5% del voto.