Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El eje ferroviario descoloca al PP, que lo ve tan positivo como grave

El presidente de la Diputación de Málaga alienta a la movilización popular

Obras de la terminal ferroviaria de Algeciras que conectará con el corredor del Mediterráneo
Obras de la terminal ferroviaria de Algeciras que conectará con el corredor del Mediterráneo

Para el PP de Andalucía no parecen existir imposibles, lo quiere todo, pese a la pared que levantan los ajustes económicos y las carencias financieras, con tal de no tener ni una sola voz disconforme. La reacción del partido al proyecto de corredor ferroviario europeo anunciado ayer por la Unión Europea es un claro ejemplo. El PP quería el elegido, pero también el descartado, así que en sus valoraciones caben lo mismo los términos “positivo” que “agravio”.

Nada mejor que las palabras del presidente regional, Javier Arenas, para ilustrar la situación. Consideró “muy importante” que el eje central llegue hasta Algeciras, “positivo” que el corredor mediterráneo lo haga hasta Almería y pueda conectar por el interior con Granada y Sevilla, pero “gravísimo” que “queden excluidos” el litoral almeriense, granadino y “toda la provincia de Málaga”. El dirigente popular olvidó que el eje recorre la provincia de Málaga de norte a sur con estaciones en Antequera y Ronda, ciudades ambas gobernadas por su partido.

El corredor considerado prioritario por Bruselas, y que por tanto podrá beneficiarse de ayudas europeas para su ejecución antes de 2020, atraviesa estas tres provincias, pero en vez de por la costa, por un trazado este-oeste que se prolonga hasta Sevilla y que en Antequera se cruza con el eje central que discurre entre Algeciras y Madrid.

Este trazado, que es el dibujado por el Gobierno y la Junta en el convenio suscrito por ambos hace siete años para construir el denominado eje transversal de Andalucía, permite la conexión de todos los grandes puertos andaluces por alta velocidad ferroviaria (solo quedaría excluido Motril) y repite en la modernidad de las altas prestaciones el mapa convencional de las comunicaciones ferroviarias andaluzas.

Antequera recupera su protagonismo como eje donde se cruzan las dos líneas de altas prestaciones, pero ahora reforzado además con la construcción del puerto seco junto a la estación de Santa Ana y del anillo ferroviario para experimentación de trenes de alta velocidad.

Pese a ello, la reacción más furibunda se produjo en el PP de Málaga, indignado porque el corredor no pase por la capital y la Costa del Sol, que tiene aún pendiente sin horizonte definido el tren litoral que mejore el transporte de viajeros en la zona, algo distinto al eje transeuropeo. El presidente provincial del PP, que también lo es de la Diputación, Elías Bendodo, consideró que se trata de un agravio de tal calibre que requiere una movilización de los ciudadanos. “Es un error histórico, la puntilla del socialismo a Málaga, a la que deja sin el tren del progreso”.

El alcalde de la capital, Francisco de la Torre, lamentó que “una vez más se ha elegido la Andalucía del Guadalquivir para conectarla al Mediterráneo” y dijo que se trata de un “olvido más del Gobierno” hacia Málaga.

De la Torre se mostró confiado en que si el PP llega al Gobierno en las elecciones del 20-N se producirá una rectificación y anunció que el Ayuntamiento presentará alegaciones a la UE. El portavoz de Infraestructuras del PP en el Parlamento andaluz, Jaime Raynaud, consideró que el anuncio de la UE es “una mala noticia para las provincias costeras” y conminó a la Junta y al Gobierno a terminar el eje transversal, porque el proyecto elegido “les obliga y refuerza su responsabilidad”.

Entre tanto, la Junta se mostró satisfecha al 95% con la decisión de Bruselas porque “articula muy bien” Andalucía y permite la conexión de todos los puertos por alta velocidad ferroviaria menos el de Motril, que es el motivo del 5% restante, según explicó la consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz.

También el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, consideró en Algeciras que Andalucía “ve fortalecida su posición en el mapa de los transportes europeos”, informa Cándido Romaguera.

En Algeciras, puerto origen y destino de todos los trazados en discusión, se celebró la decisión de la Unión Europea, porque según expresó el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Morón, “se han cumplido todas nuestras expectativas porque se han incluido todas las demandas que nuestros operadores han venido planteando”.