Política

Fabra augura “grandes sacrificios”

El presidente apela a “un esfuerzo compartido” para salir de la crisis

“Si negamos los problemas no podremos resolverlos”

Los galardonados con ocasión del 9 d’Octubre rodean al fotógrafo Francisco Cano, 'Canito'. / CARLES FRANCESC

Alberto Fabra celebró su primer 9 d’Octubre como presidente de la Generalitat con un discurso institucional en el que ofreció una de cal y dos de arena. En una alocución en valenciano, Fabra comenzó por recordar la diversidad de culturas y religiones que convivieron en los orígenes del Reino de Valencia, “un nuevo territorio que nació bajo el signo de la concordia y la tolerancia, uniendo tres culturas y religiones, aportando cada una de ellas lo mejor que tenía”.

El canto a la diversidad dio paso a la constatación de un hecho evidente: “Vivimos momentos difíciles. Si negamos los problemas no podremos resolverlos”. Un descenso a la realidad que marca distancias con su predecesor en el cargo durante ocho años y que fue seguido de un catálogo de recetas de corte conservador. “Vivimos una situación que nos obliga a tomar decisiones valientes. Algo que nos exige grandes esfuerzos y sacrificios que hemos de estar dispuestos a hacer. Hemos de crear una nueva administración. Hemos de reinventarnos, ser más eficientes, austeros y transparentes. Ya no podemos seguir haciendo lo mismo que ayer”.

El presidente, no obstante, eligió el guión de su partido referente a que: “La solución no es subir los impuestos, porque donde mejor pueden estar los dineros es en manos de los ciudadanos y de las empresas. Tenemos que abordar reformas estructurales de nuestra economía y hacer políticas de incentivo y no de subsidio. Y lo haremos con una acción de gobierno decidida y basada en el diálogo”.

Expuesta la estrategia, Fabra pidió “un esfuerzo compartido”. “Apelo a la sociedad, a los agentes económicos y sociales y a los partidos políticos para encontrar las mejores soluciones a los problemas de los ciudadanos”, requirió.

El tono de la primera alocución del presidente de la Generalitat en un 9 d’Octubre sufrió un giro sorprendente, antes de terminar con la loa a los distinguidos con ocasión del Día de la Comunidad Valenciana. “Quiero transmitir un mensaje de confianza en nuestro futuro desde el convencimiento en nuestras posibilidades. Hemos de ser decisivos para impulsar el cambio que nos permita volver a hablar de progreso y prosperidad en la Comunidad Valenciana y en España”. Una fórmula poco disimulada de solicitar el voto para Mariano Rajoy, candidato del PP a la presidencia del Gobierno, en las elecciones generales convocadas el 20 de noviembre.

Jorge Alarte, secretario general del PSPV, se aferró a la negativa de Fabra a subir impuestos para denunciar que “la única idea del discurso institucional del presidente ha sido la de la insolidaridad y el dejar en la estacada a los valencianos”.

“El discurso ha sido cortito, con poca concreción y con la única idea de que el dinero se quede en manos de las familias”, un comentario que, según Alarte, aludía directamente al impuesto sobre el patrimonio que el PP se niega a recuperar: “El presidente ha defendido que el dinero se quede en manos de 19.000 valencianos a costa de los otros cinco millones que se quedan en la estacada, especialmente los 600.000 parados”.

El secretario general del PSPV expresó su “profunda decepción” ante el discurso del presidente de la Generalitat pero aprovechó la ocasión para declarar: “Hoy es el día de todos los valencianos en el que nos reafirmamos como pueblo, con esperanza y confianza en las posibilidades de nuestra sociedad”.

Enric Morera, portavoz de Compromís, consideró que el discurso del presidente de la Generalitat fue “más de partido, que institucional”. Según Morera, “el jefe del Consell perdió una oportunidad para hacer una radiografía de la gravísima situación que atraviesa la Comunidad Valenciana y para prestigiar las instituciones, en lugar de convertirlas en un espacio de mitin político del PP”.

Marga Sanz, coordinadora de Esquerra Unida, también tachó el discurso de Fabra de “electoralista y de escaparate”. Según la diputada autonómica, “el reconocimiento de los problemas que ha hecho Fabra es ficticio, porque al negarse a subir los impuestos a quien más tiene y más puede aportar a la solución de la crisis demuestra que es el Consell de los ricos y los poderosos y no sienta las bases para salir de la crisis”.

9 d’Octubre

El acto institucional se abrió con la entrega de las distinciones de la Generalitat. Por un momento se hicieron presentes los compromisos anteriores adquiridos por Francisco Camps, presidente de la Generalitat hasta el pasado 20 de julio.

El presidente de la Generalitat entregó una alta distinción al torero Vicente Barrera, en un claro gesto para ensalzar una fiesta que ha sido prohibida en Cataluña.

A renglón seguido, concedió la misma alta distinción a Manuel Machado, en su condición de presidente de Ford Motor Company en España, una multinacional que emplea a más de 6.000 personas en la factoría de Almussafes y genera alrededor de 23.000 puestos de trabajo indirectos.

Las tres organizaciones provinciales de Cáritas Diocesanas y la Orden de Terciarios Capuchinos recibieron sendas distinciones en una categoría estrenada por Francisco Camps en 2003 para reconocer a las personas y entidades que trabajan desinteresadamente por el bien de los demás. El arzobispo de Valencia recogió una de las distinciones concedidas a Cáritas.

El fotógrafo taurino Francisco Cano, Canito, de 99 años, fue muy aplaudido cuando recogió el galardón al mérito cultural, un reconocimiento que compartió con el escultor Ramón de Soto, vicepresidente del Consell Valencià de Cultura; la Sociedad Filarmónica de Valencia y la Banda Municipal de Valencia, otro gesto dirigido a desarbolar las críticas de las sociedades musicales que denuncian los recortes de la Generalitat, y que dio pie a Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, para posar en la foto de familia con los premiados.

Tres clubes deportivos provinciales y el joven piloto Roberto Merhi, primer español que gana las series europeas de Fórmula 3 completaron el cuadro de reconocimientos.

“Dios, la fórmula 1, los toros y la gran empresa componen una foto muy de otro régimen”, concluyó Mónica Oltra, portavoz de Compromís,

También recibieron distinciones al mérito científico el químico Avelino Corma y el catedrático de Neurofisiología Carlos Belmonte.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana