Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran acusa a agricultores de fuera de Cataluña de cobrar por “estar en el bar”

El portavoz de CIU asegura que los catalanes no recogen la fruta porque el precio no es justo

Josep Antoni Duran Lleida ofreció ayer su imagen más dura. El portavoz de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso, que repetirá como cabeza de lista estas elecciones generales, aprovechó un almuerzo ante una audiencia plagada de empresarios para sacar a relucir uno de sus temas más recurrentes: las subvenciones a los agricultores de fuera de Cataluña. “No tiene sentido que nuestros campesinos no recojan la fruta porque el precio que se les paga no es justo, mientras que en otras partes de España determinado tipo de campesino puede quedarse en el bar de la plaza y continúa cobrando. Esto no es justo”, denunció Duran.

El democristiano, que evitó concretar a qué autonomías se refería, hizo su alegato tras lamentar los supuestos agravios que perjudican a Cataluña en favor de Andalucía. Pese a que se cuidó de no mencionar casos concretos, Duran lleva meses quejándose del Plan de Empleo Rural (PER), un subsidio agrario que beneficia a campesinos de Extremadura y Andalucía. Duran arremetió contra los agricultores en un argumento a favor del pacto fiscal, el gran objetivo de CiU para estas elecciones. Es el segundo caso en pocos días en los que un dirigente nacionalista ataca a una comunidad para justificar su apuesta política: el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tuvo que pedir disculpas el viernes pasado por aludir al acento de niños gallegos y andaluces. “A veces, no se les entiende”, dijo, para defender la inmersión lingüística en Cataluña.

Los agricultores no fueron ayer los únicos agraviados por las palabras de Duran. En la misma conferencia, el democristiano consideró que hay “más inmigrantes de los que tendría que haber” y dijo que la presencia de estos en la escuela pública “hace retroceder” el nivel de los escolares catalanes. El líder de Unió, que en varias ocasiones se ha jactado de conocer la inmigración por su servicio doméstico, sentenció que se debe “gestionar con rigor este problema”.

En una entrevista previa a Catalunya Ràdio, Duran reveló que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero le ofreció ser ministro a comienzos de esta legislatura.