Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy desdeña el paso de los presos de ETA y Zapatero lo ve "significativo"

El jefe del Ejecutivo atribuye el avance al “esfuerzo de todos los demócratas y del Gobierno"

Pumpido califica de "intolerable" la demanda de reivindicaciones de los reclusos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado de “paso significativo” para el fin de la violencia la asunción por parte de los presos de ETA de la declaración de Gernika suscrita el pasado sábado. Zapatero atribuyó, dentro de la "prudencia", este avance en el final de la violencia al “esfuerzo de todos los demócratas y de este Gobierno” y lo puso en valor al señalar que el terrorismo etarra “ha sido la principal preocupación de este país durante muchos años y la que más nos ha hecho sufrir”.

Zapatero ha hecho esta declaración justo después de anunciar la disolución de las Cámaras y la convocatoria de las elecciones generales para el próximo 20 de noviembre.

Minutos después de la intervención del presidente del Gobierno, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha manifestado en comparecencia en la sede de Génova, una postura contraria al presidente del Gobierno al considerar insuficiente el comunicado de los reclusos de la banda terrorista. "Para mí lo decisivo es un comunicado de ETA" anunciando su disolución, ha afirmado el líder del principal partido de la oposición antes de aclarar que estarán muy "muy atentos a las personas en esas candidaturas", en referencia a  Bildu y la izquierda abertzale.

Reivindicaciones "intolerables"

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, también se ha referido hoy al anuncio de los presos de ETA, calificando de "intolerables" las reivindicaciones del colectivo de presos sobre su situación penitenciaria, por ejemplo, como la demanda de amnistía.

"Lo único que esperamos de ellos es que se disuelvan", ha manifestado Pumpido en unas breves declaraciones hechas en el Congreso de los Diputados después de entregar al presidente de la Cámara, José Bono, la última memoria de la Fiscalía General del Estado.

Más información