Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las clínicas de abortos de Castilla-La Mancha se declaran en huelga

Los centros que tienen concierto con la autonomía dejarán mañana de practicar interrupciones con cargo a la sanidad pública por falta de pago

Las seis clínicas que practican interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) mediante convenio con el servicio de salud de Castilla-La Mancha dejarán de aceptar las órdenes de pago a cargo de esta comunidad autónoma desde mañana mismo. Los centros denuncian “reiterados incumplimientos en los pagos” de las intervenciones realizadas desde la entrada en vigor de la Ley del aborto, en julio de 2010, que garantiza a las mujeres la cobertura de esta prestación con cargo a la sanidad pública.

Las clínicas Dator, El Bosque, Cire, Ginemur, Deia Médica, Iris y el Instituto Ginecológico Murcia han hecho público esta tarde un comunicado para anunciar la ruptura del convenio con el servicio de salud de Castilla-La Mancha. En él aseguran que dejarán de aceptar a las mujeres que lleguen a los centros con las órdenes de pago de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales

Sin embargo, han precisado que en los casos que tengan “una especial situación socio sanitaria o económica” seguirán practicando las intervenciones. Aseguran que lo hacen por “compromiso con las mujeres”. “Castilla-La Mancha no ha pagado nunca; el incumplimiento es de más de un año y la situación de las clínicas es insostenible”, asegura Luisa Torres, portavoz de las clínicas afectadas.