Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Pons dice que Rajoy aspira a crear 3,5 millones de empleos

El partido no recogerá esa cifra, ni ninguna otra, en el programa o en los discursos de su líder

Los dirigentes del Partido Popular, y en especial su líder Mariano Rajoy, habían evitado hasta ahora cuantificar los puestos de trabajo que se podrían crear bajo su Gobierno. Sin embargo, ayer Esteban González Pons, portavoz del PP, con la cautela de emplear el verbo “aspirar” y no “prometer”, sí se lanzó a dar una cifra: “Aspiramos a que se creen en la próxima legislatura 3,5 millones de puestos de trabajo”. González Pons, sin embargo, no explicó con detalle de dónde sale ese cálculo, que tampoco está, ni probablemente estará nunca, en ningún documento oficial del PP, ni siquiera en un estudio del equipo económico.

Esta mañana el dirigente popular ha reiterado nuevamente en la Cope que esos 3,5 millones de puestos de trabajo a los que se refirió ayer no son una promesa electoral, sino una "aspiración y ha asegurado que lo que le sorprende es que el candidato socialista no aspire a los mismo. Rubalcaba mostró anoche en el programa 59 segundos su curiosidad por conocer cómo pretenden los populares crear esos puestos de trabajo y advirtió de que "en política no hay varitas mágicas. Solo hay trabajo y realismo". En esta línea él aseguró que no va a comprometerse con algo que no pueda cumplir.

Hasta ahora, la única referencia del PP al respecto eran declaraciones de Rajoy en los últimos meses donde aludía a que “España necesita un millón de nuevos emprendedores”, cifra que volvió a repetir ayer el portavoz del PP. Sin embargo, hasta ahora nadie había aludido a número de empleos a crear si ganan las elecciones. Pons hizo su propio cálculo en voz alta delante de los periodistas: si cada uno de esos emprendedores crea dos o tres puestos de trabajo, se puede alcanzar la cifra de los 3,5 millones, mayor que la destrucción de empleo que ha habido durante la crisis. Pons lo dijo con toda claridad por la mañana, polemizó sobre ello durante todo el día en su cuenta de Twitter y nadie le desautorizó, aunque por la tarde una portavoz oficial de Rajoy aseguró que no habrá un compromiso del líder con una cifra en sus discursos.

En la nota de prensa que distribuyó el PP sobre las palabras de Pons no se incluyó ninguna referencia a su reflexión sobre los tres millones de empleos y el millón de emprendedores.

Rajoy tiene un acto importante el sábado en Las Palmas centrado en el empleo, en un foro programático con participación de Rodrigo Rato, presidente de Bankia, y José María Fidalgo, ex secretario general de CC OO, ahora vinculado a FAES.

Al PP le dan miedo las cifras porque cree que se pueden volver en contra como sucedió con la promesa de 800.000 puestos de trabajo que hizo Felipe González en 1982 y que se tornó contra él cuando no pudo cumplir la promesa. La aspiración confesada por Pons en una comparecencia tras una reunión del comité de campaña con los responsables regionales del partido llega en el contexto de un debate interno que mantiene el PP para preparar una gran reforma fiscal que planteó el martes Cristóbal Montoro en un encuentro con periodistas. Los populares no están pensando en ninguna promesa concreta en su programa electoral, que evitará mojarse tanto, pero sí tienen a varias personas influyentes pensando ya en el día después de las elecciones y en qué hacer para recuperar una recaudación que sigue desplomándose. Pons explicó: “España necesita reorganizar su sistema fiscal para que, sin subir los impuestos, se redistribuyan las cargas, se mejore la recaudación y se fomente la competitividad y el crecimiento económico”.

“En España no hay mucho dinero y ese dinero si lo tiene la Administración no crea empleo, y si lo tienen las pymes sí crea puestos de trabajo”, continuó. “Nosotros aspiramos a que se creen en la próxima legislatura tres millones y medio de puestos de trabajo. Y para que se creen en primer lugar tienen que crearse un millón de emprendedores. Cada uno de ellos crea tres puestos de trabajo.

Y para que haya un millón de nuevos emprendedores o autónomos hay que facilitar fiscalmente la creación de empresas y la aparición de trabajadores autónomos. Por eso hay que reorientar el sistema fiscal”.

El PP ha presentado en el Congreso una ley específica de emprendedores llena de incentivos fiscales y ha planteado que haya una asignatura en los institutos para fomentar el espíritu empresarial, con la que sustituiría a la educación para la ciudadanía que Rajoy ha prometido eliminar. En la cúpula del PP está cada vez más asumido que no habrá ninguna bajada importante de impuestos, que habrá que repensarlos y tal vez subir alguno para aumentar la recaudación.