Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"A veces me he traído la niña al despacho"

Carmen Montón es una de las diputadas impulsoras del voto telemático en el Congreso

La Cámara comienza hoy los trámites para aprobar la implantación del nuevo sistema

Carmen Montón, en una foto de archivo.
Carmen Montón, en una foto de archivo.

Carmen Montón fue madre por primera vez hace dos meses. Estuvo trabajando hasta pocos días antes de dar a luz y a la semana siguiente de tener a su hija ya había regresado a su puesto. Montón, de 35 años, es diputada del PSOE por Valencia en el Congreso y nadie puede sustituirla en las votaciones. Hasta ahora, los diputados que deseaban emitir su voto tenían que estar presentes en la sesión. Pero esto va cambiar para determinadas circunstancias. La Cámara baja tiene previsto regular esta semana la implantación de un sistema de voto telemático en casos de embarazos, permisos de maternidad y paternidad, o enfermedades graves.

El político deberá cursar la solicitud por escrito a la Mesa de la Cámara, que le comunicará su decisión, precisando, en cada caso, las votaciones y el periodo de tiempo en el que podrá emitir el voto a distancia. El texto de la propuesta recoge que dicho voto “deberá ser verificado personalmente mediante el sistema que establezca la Mesa y obrará en poder de la Presidencia de la Cámara antes de la votación”. “Es un proceso que tiene todas las garantías y no significa que los diputados vayan a desaparecer de la Cámara durante meses”, apunta Montón.

Ella, diputada desde 2004, fue precisamente quien en 2008 planteó esta iniciativa por primera vez en la Comisión de Igualdad, de la que es portavoz. Y es que aunque la posibilidad de votar telemáticamente se ha extendido a enfermedades graves, explica que nació inicialmente para quienes iban a se madres. “Esta iniciativa ha sido una lucha del PSOE por introducir una mirada feminista en la Cámara. Había una rémora de cuando las mujeres estaban ausentes de la política”, agrega entusiasmada. El sistema ya se utiliza en algunos parlamentos autonómicos, como las Cortes Valencianas. La diputada regional Mercedes Sanchordi, también del PSOE, fue la primera que votó desde su casa en 2008 cuando estaba de baja por maternidad. Carmen Montón espera que se extienda.

A partir de septiembre

Para que esta iniciativa salga adelante en el Congreso se requiere un cambio en su reglamento. El pleno debatirá hoy martes la toma en consideración de la propuesta de reforma. En caso de que se acepte, volverá a votarse este jueves, y quedará aprobada si obtiene la mayoría absoluta, algo previsible dado que la propuesta viene impulsada por todos los grupos parlamentarios. Tras este proceso entraría en vigor el 1 de septiembre. Así por ejemplo, la portavoz parlamentaria del Partido Popular, Soraya Sáez de Santamaría, embarazada de unos cinco meses, podría utilizar este nuevo sistema.

“La situación era perversa. La ley nos ampara a todas pero mientras en otras profesiones durante tu ausencia alguien te sustituye, las diputadas estábamos entre la espada y la pared. Por un lado estaba nuestro permiso de maternidad y por otro, nuestra obligación de ir a votar. Eran incompatibles y al final te puede tu sentido de la responsabilidad”, señala Montón. “El resto de nuestra labor parlamentaria la podemos organizar de manera diferente. Yo por ejemplo había preparado algunas preguntas en el pleno para la misma semana en la que di a luz. No las puede hacer y las planteó una compañera. Pero en la votación eres insustituible”.

De esta forma, ya no se darán situaciones como las que ha tenido que vivir la diputada socialista. Ella ha optado por darle el pecho a su hija, lo que le ha complicado algo más las cosas. “Eso me ha llevado, sobre todo durante las primeras semanas, a ir cada dos horas al apartamento en el que vivo aquí en Madrid, que está cerca del Congreso, o a traerme a la niña al despacho, con el consecuente estrés y coste físico”, indica. En su caso ha sido su marido quien se ha pedido la baja. Precisamente otro de los objetivos del voto telemático es impulsar la responsabilidad compartida, que los cuidados y las tareas sean repartidos al 50% entre la madre y el padre.

Carmen Montón no cree, sin embargo, que su sacrificio sea mayor que el de cualquier mujer que esté en el mundo laboral. “Si quieres tener hijos los tienes a pesar de los inconvenientes. Las dificultades que teníamos no nos condicionaban pero ahora las diputadas podrán vivir su maternidad con mayor felicidad”.