Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desalojo de los indignados de Las Palmas se salda con 20 heridos

La policía desmantela al menos otros cinco campamentos en toda España

Varios manifestantes muestran los golpes sufridos al ser desalojados del parque San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria. Ampliar foto
Varios manifestantes muestran los golpes sufridos al ser desalojados del parque San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria. EFE

Un total de 20 personas han tenido que ser atendidas en diversos centros hospitalarios de la capital tras la carga policial para desalojar la plaza de San Telmo de las Palmas de Gran Canaria, donde permanecían acampadas desde el pasado 15 de mayo. En el desalojo, que se produjo a las 03.00 de hoy, 70 efectivos entre Policía Local y Nacional procedieron a cargar contra un total de 30 personas. Uno de los testigos, Javier Martín, explicó a EL PAÍS cómo la carga se produjo “sin previo aviso” y “con una violencia brutal”.

De momento, nuestros abogados tienen recopilados 15 partes de lesiones provocadas por la carga policial

Según los acampados, tras la carga resultaron heridas al menos 20 personas que requirieron atención médica por contusiones. “De momento, nuestros abogados tienen recopilados 15 partes de lesiones provocadas por la carga policial”, indicó Javier Martín. En cuanto a la violencia del desalojo, Martín aseguró que todo fue muy rápido. “Fue algo brutal, como un vendaval. Cargaron indiscriminadamente en una zona en donde había menores de edad. Fue muy violento porque pude ver cómo a una chica le metieron un porrazo y comenzó a vomitar sangre”, indicó. En la intervención policial fue detenido uno de los manifestantes, que ya ha sido puesto en libertad, según informan fuentes de la delegación del Gobierno en Canarias. Además de los heridos, el Movimiento 15-M ha denunciado que la policía destruyó la infraestructura con la que contaban los acampados, como ordenadores, impresoras y archivos.

“Todos los elementos que conformaban la infraestructura del movimiento nos han sido sustraídos, sin que tengamos conocimiento de si serán devueltos ni la forma en que se hará. Muchos de estos elementos han sido incluso destruidos violentamente y de forma gratuita”, indican en un comunicado de prensa difundido por el movimiento. Ante el desalojo de los acampados en la plaza de San Telmo se ha convocado una manifestación de protesta para denunciar la brutalidad policial. En este sentido, el Movimiento 15-M emprenderá acciones legales contra la Subdelegación del Gobierno en Canarias.

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno han asegurado que el objetivo del desalojo era facilitar el trabajo del personal de limpieza del Ayuntamiento de Las Palmas y que los acampados impidieron la entrada de uno de los camiones a la plaza de San Telmo, lo que motivó la intervención de la policía. Según la Delegación del Gobierno, solo seis de las 25 tiendas que componían la acampada se encontraban montadas en el momento del desalojo.

Además del de Las Palmas, la Policía Nacional ha desmantelado durante esta madrugada y la mañana de hoy al menos seis campamentos de indignados en Palma de Mallorca, Badajoz, Castellón, Manacor y Santa Cruz de Tenerife. En el resto de desalojos no se han producido incidentes de importancia.